Concejo Municipal y alcaldía de Buroz declaran patrimonio de Mamporal a portadores de saberes ancestrales

Este es el primer municipio del país en declarar Tesoros Humanos Vivos
Foto VTV

19/01/2022 11:29 AM

El Concejo Municipal y la alcaldía del municipio Buroz, estado Miranda, cuatro portadores de saberes ancestrales de Mamporal fueron declarados Tesoros Humanos Vivos a favor del Patrimonio Cultural Inmaterial de Venezuela, por su aporte y resguardo a la cultura e identidades locales.

De acuerdo con información de la gobernación de Miranda, entregaron el título a Gerónima Véliz de Vegas, Teresa Pinto, María Nicanora Hernández y Evangelista Machado, durante la conmemoración de los 284 años de la fundación de este poblado barloventeño.

Ante ello, el presidente del Instituto Autónomo de Cultura del municipio Buroz, Bernardo Pinto, destacó que este es el primer municipio del país en declarar Tesoros Humanos Vivos, y con esta acción se busca inmortalizar los conocimientos ancestrales inmateriales de los cuales son portadores, además de elevar la calidad de vida de estas personas y proteger su integridad.

Explicó que estas cuatro personas se encuentran vinculadas con el patrimonio intangible. “Ellos son testigos del imaginario barloventeño, con los mitos, con la leyenda, las creencias y tradiciones de la localidad, con el patrimonio inmaterial, intangible, con lo que no se ve”, acotó.

Entre los Tesoros Vivos Humanos se encuentra Evangelista Machado, importante agricultor de 103 años de edad, portador del don de rezar en otras lenguas como el latín. Su figura está muy ligada con el tema de lo mágico – religioso y es conocido por hacer contras.

Por su parte, Gerónima Véliz de Vegas, de 93 años, es ministra de Eucaristía de la Iglesia Católica; también es la primera catequista de Mamporal y fundadora de la Sociedad de Santo Domingo de Guzmán, patrón del pueblo. Se reconoce de igual forma por ser fundadora de la primera Junta de Carnavales, hace más de 60 años.

Otra de las personalidades a la que se le hace este reconocimiento es a Teresa Pinto, de 102 años de edad, una importante agricultora, tejedora de alpargatas y manare (tamiz de fibras vegetales). También es reconocida en el ámbito religioso por poseer el don de curar la culebrilla, mal de ojo y de lombriz.

Por último, se encuentra María Nicanora Hernández, de 86 años, una importante artesana de la región, experta en la elaboración de muñecas de trapo, dulcería, granjería criolla y carpintería. También se desempeñó durante 34 años como importante catequista y fue presidenta de la Sociedad Virgen Dolorosa durante 30 años.

Comparte esta noticia: