Confirmada la muerte de tres campesinos que habían sido detenidos por el ejército (El Nacional, 8 de octubre 1965)

A la media noche del sábado 5 de junio fueron fusilados, en el interior de un puesto militar, los campesinos Timoteo Colina, José de Los Santos Ferrer y Teodosio Arcaya de 43, 24 y 17 años de edad respectivamente. 

Cuando los familiares reclamaron la entrega de los cuerpos, un oficial del ejército les explicó que ya habían sido sepultados y que su muerte se debió a que fueron capturados cuando trataban de envenenar el agua del campamento. 

Fue público y notorio cuando un pelotón de soldados allanó el bar propiedad de Timoteo Colina y detuvo también a los jóvenes José de Los Santos Ferrer y Teodosio Arcaya.

REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: