Contexto 23 de enero de 1958

    • A las 6:00 a.m. del 01/01/58, aviones de la Base Aérea de Maracay volaron sobre Caracas en señal de que una sublevación militar había comenzado y era dirigida por el comandante Hugo Trejo. Marcos Pérez Jiménez había sido informado que Maracay estaba tomado por rebeldes.

    • El Ministerio de Relaciones Interiores emitió un comunicado a través de la Radio Nacional donde se le informaba a la nación sobre el movimiento insurreccional en Maracay. Se suspendieron las labores en la radio y la televisión.

    • En horas de la tarde, aviones procedentes de Maracay ametrallaron el Palacio de Miraflores en vista de que no habían recibido respuesta de los cuarteles comprometidos con la rebelión.

    • Pérez Jiménez envió al final de tarde cuatro columnas comandadas por oficiales de su confianza a Maracay para tratar de negociar.

    • Pedro Estrada buscó refugio, junto con su familia, en la Embajada de Colombia.

    • El 02/01/58 Pérez Jiménez se dirigió a la nación para informar la victoria del Gobierno sobre los rebeldes. Ese día no circularon los periódicos en Caracas y varias fábricas paralizaron su trabajo.

    • Paralelamente, el presidente de la Creole Petróleum Corporation, se reunió con el Gobierno de Eisenhower para discutir sobre las nuevas medidas restrictivas por parte de EEUU contra la producción petrolera venezolana.

    • Ya el 03/01/58 reaparecieron los periódicos de Caracas, la Junta Patriótica acordó manifestaciones y preparaba una huelga general.

    • Los periódicos fueron obligados a salir con una nota de repudio a la sublevación. Óscar Yanes de La Esfera, Echeto La Roche de Últimas Noticias y Carlos Capriles, gerente de la empresa editorial de los 2 periódicos, solicitaron una entrevista con los otros editores de otros diarios para negarse a escribir el repudio a la sublevación del 1 de enero.

    • El 04/01/58 la Junta Patriota publicó un manifiesto llamado “Pueblo y Ejército unidos contra la usurpación”, donde se hacía un llamado al Pueblo para luchar contra la dictadura. Se imprimieron volantes llamando a preparar una huelga general contra la dictadura.

    • Al día siguiente, la Junta Patriótica acordó el inicio de una campaña de manifiestos firmados por profesionales e intelectuales. Los estudiantes invadieron las calles y en la Plaza de El Silencio hubo manifestaciones, mientras la policía repartía chorros de agua y plan de machete.

    • También ese día (05/01/58) se realizaron mítines a la salida de fábricas y en los barrios.

    • En los días posteriores la Junta Patriótica y el Frente Universitario convocaron a una manifestación en la Plaza Miranda. Se acordó convocar una huelga general para el 23 de enero.

    • Circularon manifiestos clandestinos distribuidos por la Junta Patriótica para convocar a la huelga general.

    • Se celebraron manifestaciones en El Silencio y en la Plaza Capuchinos, además hubo enfrentamientos entre manifestantes y policías en El Guarataro y San Agustín.

    • El 16 de enero clausuraron el Liceo Andrés Bello.

    • Se realizaron manifestaciones organizadas por el Comité Femenino de la Junta Patriótica, marcharon desde la Plaza Candelaria hasta la esquina Carmelitas.

    • Ya para el 20 de enero continuaron las huelgas y protestas en algunas fábricas. A las 5 p.m. se unió la prensa a la huelga general.

    • El 21 de enero no circularon los periódicos y para el mediodía estalló la huelga general, anunciándose con cornetas de los carros, sirenas de las fábricas y campanas de las iglesias.

    • Se impone un toque de queda a las 5 de la tarde.

    • Se suman a la huelga ciudades de los estados Lara, Trujillo, Anzoátegui, Falcón y Miranda.

    • Una marcha de médicos es perseguida por la policía y se refugia en la Iglesia de Santa Teresa. En la confusión, la misa es interrumpida y agente uniformados y civiles entran armados de fusiles y ametralladoras.

    • La Iglesia de Santa Teresa es bombardeada con gases lacrimógenos y quedan encerradas unas 500 personas que en ella se asfixiaban, una bomba cayó a pocos metros del Monseñor Hortensio Carrillo.

    • Se movilizaron ciudadanos desde los barrios y brigadas de choque a varios puntos de la ciudad de Caracas donde comenzaron enfrentamientos con la policía.

    • Falló el plan de ataque de los militares organizados para salir a medianoche.

    • Para el día 22 de enero algunos militares de alto rango, como el capitán Bred Smith, el alférez de navío Andrés Brito Martínez, el capitán Azopardo y el capitán Herrera, además de civiles, como el Dr. Oscar Centeno, acordaron un golpe para las 6 de la tarde.

    • Mientras esto ocurría, en la calle, a pesar del toque de queda, persistían los choques armados entre civiles y policías.

    • A las 6 de la tarde hubo alzamientos militares en Puerto Cabello y La Guaira.

    • Pérez Jiménez envió a Fortunato Herrera a La Guaira para que alistara el yate Edna de Vallenilla Lanz, con el fin de huir del país.

    • Al caer el día, había un intenso movimiento en la Escuela Militar. El teniente Fernández, el capitán J. Leal Morales, junto con el coronel Quevedo, director de la escuela le informaron a Pérez Jiménez sobre el movimiento conspirativo.

    • El dictador se jugó su última carta, envió un emisario a los comandantes y pidió que fueran a Miraflores porque estaba dispuesto a arreglar la situación como querían las Fuerzas Armadas; ninguno fue, no aceptaron otra solución distinta a su inmediata salida.


    • El 23 de enero a las 12:25 de la madrugada Pérez Jiménez llamó por teléfono al coronel Quevedo a la Escuela Militar; la llamada la atendieron el capitán Azopardo y el teniente Fernández, quienes le informaron la posición de la institución contra el gobierno dictatorial.

    • Se corrió el rumor en la Escuela de que Radio Caracas Televisión estaba tomada por los soldados leales a la conspiración y el Dr. Centeno decidió ir a transmitir a la nación las noticias sobre la caída del gobierno.

    • Al llegar a la televisora, como a las 2 a.m., se dio cuenta de que no estaba tomada sino rodeada por agentes de la Seguridad Nacional. Así decidió entrar acompañado por Emilio Lanza Alegría y los capitanes Ledezma y Ángel Rodríguez Corro.

    • Lograron encerrar a los esbirros del gobierno en un cuarto y transmitieron a la nación el primer comunicado sobre el levantamiento de los militares contra el dictador. Mientras esto sucedía, Pérez Jiménez huyó del país.

    • En la Escuela Militar se formó una Junta de Gobierno presidida por el contraalmirante Wolfang Larrazábal, el general De La Rosa, el coronel Carlos Luis Araque, el coronel Pedro José Quevedo. Se dirigieron a Miraflores, al llegar se reunieron con el coronel Casanova y el coronel Romero Villate. En definitiva, la junta quedó conformada por: Wolfang Larrazábal, Abel Romero Villate, Roberto Casanova, Carlos Luis Araque, Pedro José Quevedo, Edgar Sanabria como Secretario de la Junta y el coronel Castro León como Ministro de Defensa.

    • A los oficiales del Comité Cívico Militar les sorprendió la noticia al observar que no están las personas propuestas por ellos dentro de la Junta de Gobierno.

    • Ya a las 6 de la mañana Pérez Jiménez llegó a República Dominicana acompañado por Llovera Páez, Gutiérrez Alfaro, Pérez Vivas y Paoli Chalbaud.

    • A primeras horas de la mañana iniciaron manifestaciones populares en la Plaza Urdaneta, en El Silencio, y se dirigieron al Palacio Blanco con la consigna “Civiles a la Junta”. Asimismo, los integrantes del Comité Cívico Militar presionaron a la Junta de Gobierno para que incluir a los empresarios Eugenio Mendoza y Blas Lamberti en el aparato gubernamental, además nombraron al Dr. Julio de Armas como ministro de Educación.

    • El presidente de la Junta de Gobierno, el contraalmirante Wolfang Larrazábal, se dirigió al país, prometió la celebración de elecciones y ordenó la liberación de los presos políticos. Se liberaron los oficiales rebeldes del 01/01 y retornaron a sus cargos.

    • Los integrantes de la Junta Patriótica se dirigieron a 10 mil personas en un mitin concentrado en el Estadio Universitario con la consigna “Unidad de los Partidos”.

    • El nuevo ministro de Educación anunció la reapertura del Liceo Andrés Bello.

    • Ya para el 24 de enero, presionados por la Junta Patriótica, el Comité Cívico Militar y la opinión pública, renunciron y abandonaron el país los coroneles Abel Romero y Roberto Casanova.

    • Nombran como ministro de Interior al Dr. Virgilio Torrealba Silva.

    • La Junta de Gobierno hizo un llamado al Pueblo en general para el cese de los actos de violencia en el país.

    • Se dictó el decreto N°3 en el que queda eliminada la Seguridad Nacional. 


REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: