Cabezal Cabezal

Cristóbal Rojas: Pínceles, lienzos y colores convertidos en magia (+siembra)

Publicado: 8 de noviembre de 2019 a las 08:00 | Última actualización: 8 de noviembre de 2019 a las 10:39

Autorretrato de Cristóbal Rojas Autorretrato de Cristóbal Rojas

Autorretrato de Cristóbal Rojas
Internet

Un 8 de noviembre, pero de 1890, en la ciudad de Caracas el arte se vistió de luto, con el lamentable fallecimiento de uno de los pintores venezolanos más destacados del siglo XIV, se trata del inolvidable mirandino Cristóbal Rojas, autor de grandes obras como: Virgen de Chiquinquirá, Apuntes-Flores, La muerte de Girardot en Bárbula, La taberna, y El plazo vencido.

Pintor de la talla de Arturo Michelena, Martín Tovar y Tovar y Antonio Herrera Toro; este último con el que trabajó en sus inicios como ayudante en la decoración de la Catedral de Caracas, en la que le confiaron las pinturas de las columnas y de los arcos de la cúpula central.

Cristóbal Rojas destacó entre los pintores de la época, por enfocarse en los temas relacionados con la miseria y la muerte. En general sus grandes obras se caracterizaron por denotar el dramatismo de su vida personal.

La vida de este importante artista criollo transcurrió entre lienzos y colores convertidos en magia. Desde el 27 de diciembre 1958, sus restos reposan en el Panteón Nacional.

CORREO DEL ORINOCO / CON EL MAZO DANDO

Deja tu comentario: