El fraude electoral de 1963

Últimas Noticias, 19 de julio 1963

EN DELTA AMACURO NIEGAN A INDIOS DERECHO AL VOTO

“Carecen de identificación y capacidad para elegir. Ellos tienen una mentalidad infantil” – Dice presidente de la Junta Electoral no serán inscritos.

  • El sistema excluyente del gobierno de Rómulo Betancourt no solo era se ocupaba de lo electoral para favorecer la sucesión de AD en Miraflores, sino también afectaba el derecho a la salud excluyendo a los más vulnerables. Abajo se lee: “Rechazaron otra vez a Niña Paralítica en Centro Hospitalario: Flor Silva la niña paralítica continúa su peregrinaje mientras se le encuentra solución a su situación. Ayer fue rechazada de otro centro asistencial…”

LA EXTRA, noviembre de 1963

  • Betancourt, cínico consumado, antes de las elecciones de 1963 declaró: “Pero la historia no me perdonaría…que pretendiera yo utilizar arbitrios para imponer al país un sucesor mío en Miraflores…” 
  • Esta fue la campanada. Para el fraude allanó el camino ilegalizando al PCV y al MIR y encarcelando en el Cuartel San Carlos a todos los parlamentarios de esos dos partidos. Neutralizó a URD y sacó de las filas de AD al verdadero candidato ganador de las internas, Raúl Ramos Jiménez, quien se fue de sus filas con el Grupo ARS para fundar el PRIN
  • Para impedir a toda costa el voto castigo, en rechazo a la represión desatada, las bandas armadas de AD asaltaron con saña las sedes de AD-oposición, sindicatos, liceos y asociaciones campesinas. 
  • A 300 ascendió la cifra de dirigentes obreros, campesinos y estudiantes asesinados por Betancourt; sin contar la larga lista de detenidos y desaparecidos.
  • Los cabilleros tomaron aldeas, pueblos y ciudades. El día de las elecciones arreciaron en las zonas rurales marcando a aquellos grupos que sabían que no iban a votar por Raúl Leoni
  • Cientos de urnas electorales fueron destruidas o incineradas en todo el país. El ejército, so pretexto de la lucha antiguerrillera, arrinconó a los electores en Falcón, Lara, Táchira, Barinas y Apure, impidiendo que salieran de sus casas. 
  • En los basureros se encontraron miles de tarjetas de votación. Anularon un total de 162.000 votos e impidieron que medio millón de electores pudieran ejercer el derecho al sufragio libre, universal y secreto. En el Territorio Federal Delta Amacuro se le impidió a los indígenas votar, aduciendo que eran seres sin preparación, analfabetos e “infantiles”.
  • La Digepol, junto con las bandas armadas, para arreglaban bien el conteo de votos y rompían las tarjetas de colores de AD-Oposición (tarjeta blanca) URD (tarjeta amarilla), FND (la campana) y otros. Se impuso a la fuerza la tarjeta de negra de Leoni
  • Las solicitudes de reconteo de votos fueron desestimadas por el Consejo Supremo Electoral (CSE) y Leoni fue proclamado entre bayonetas, en medio de una represión brutal contra los electores que el mismo Arturo Uslar Pietri se encargó de denunciar en reiteradas oportunidades.
  • La estrategia del fraude electoral adeco de 1963 fue la secuencia de una serie de tácticas de terrorismo fundamentado en un rudimentario sistema de tarjetas de colores fácilmente destruibles y la represión sistemática y continuada contra las fuerzas sociales que se sentían frustradas por el engaño del 23 de Enero. La prensa norteamericana se encargó del resto.

REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: