En 1838 es fusilado el coronel Francisco María Faría por el gobierno de Carlos Soublette

Francisco María Faría fue conducido a la Plaza San Sebastian, tan enfermo y débil que tuvieron que llevarlo en una silla, pero llegó muerto. Sin embargo, tal era el rencor de sus enemigos que, a pesar de ello, le fusilaron a las 4:00 de la tarde de aquel día
Internet

08/06/2022 08:00 AM


El 8 de junio de 1838, el ilustre prócer de la independencia coronel Francisco María Faría es fusilado en la Plaza de San Sebastián, hoy Plaza Bolívar de Maracaibo.

Faría nació en la Villa de Altagracia, estado Zulia, en 1871. Era hijo del teniente coronel Joaquín María Farías y de Petronila Oberto.

Muy joven se fue a Mérida para seguir con sus estudios, pero al estallar la Batalla de la Independencia se integró al Ejército español, en el que su padre era el representante del contingente militar establecido en La Villa.

Una vez culminada la guerra independentista, se regresó a su lugar de nacimiento. Allí, en 1835, apoyó la Revolución de las Reformas, contra el presidente José María Vargas, con el Cabildo de Altagracia a su favor, pero cuando ésta fracasa, Faría pactó con el general Mariano Montilla, a cambio de que se le respeten la vida y propiedades, más no se cumplió el trato por lo que el coronel fue expulsado del país, mientras que su patrimonio fue incautado y entregado a particulares.

Dos años más tarde, retornó a Venezuela enfermo y sin riquezas, siendo apresado cerca de Perijá (Zulia), por el Gobierno de Carlos Soublette.

Las peticiones hechas por notables de Caracas y Maracaibo, para absolver la pena resultaron inútiles, en especial la solicitud hecha por parte de Rafael Urdaneta al presidente encargado Carlos Soublette, quien rechazó firmar el indulto.

El 8 de junio, fue conducido a la Plaza San Sebastian, tan enfermo y débil que tuvieron que llevarlo en una silla, pero llegó muerto. Sin embargo, tal era el rencor de sus enemigos que, a pesar de ello, le fusilaron a las 4:00 de la tarde de aquel día.

Un día antes de morir, Francisco María Faría, escribió: “Adiós, Patria querida, esposa amada, hijos que formaban mi delicia, adiós, amigos y parientes, un recuerdo”.

De acuerdo a lo reseñado por el MIPPCI, este fusilamiento echó sombras sobre el Gobierno de Carlos Soublette, quien se había negado a conceder el indulto. La intransigencia del Gobierno de Soublette produjo profundo disgusto en Maracaibo, donde siete partidarios de Faría fueron igualmente ejecutados.

En 1883, la parroquia Democracia del estado Falcón (Quisiro), pasó al estado Zulia, por petición de sus habitantes fue rebautizada parroquia Faría.

REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: