300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

Eugenio Montejo: Poesía y literatura que rompe las fronteras latinoamericanas

Publicado: 19 de octubre de 2021 a las 09:26 AM | Última actualización: 19 de octubre de 2021 a las 09:51 AM

En 1998 fue reconocido con el Premio Nacional de Literatura y en el 2004 le otorgaron el Premio Internacional Octavio Paz de Poesía y Ensayo En 1998 fue reconocido con el Premio Nacional de Literatura y en el 2004 le otorgaron el Premio Internacional Octavio Paz de Poesía y Ensayo

En 1998 fue reconocido con el Premio Nacional de Literatura y en el 2004 le otorgaron el Premio Internacional Octavio Paz de Poesía y Ensayo
Internet

El 19 de octubre de 1938 la tierra giró musicalmente para ver nacer en la ciudad de Caracas al literato más destacado del siglo XX en Venezuela, Eugenio Montejo, quien se dedicó a la poesía y a los ensayos para romper con sus escritos las fronteras latinoamericanas.

Asimismo, Montejo se dedicó también a impartir clases a nivel universitario, además, fue fundador de la revista Azar Rey y cofundador de la Revista Poesía de la Universidad de Carabobo. Igualmente, se desempeñó como investigador en el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos de Caracas, y colaborador de una gran cantidad de revistas nacionales y extranjeras.

En 1998 fue reconocido con el Premio Nacional de Literatura y en el 2004 le otorgaron el Premio Internacional Octavio Paz de Poesía y Ensayo.

Montejo publicó poesía infantil con el seudónimo de Eduardo Polo, de estas obras destaca Chamario, de 2003. Entre otras sus publicaciones más destacadas se encuentran El Taller Blanco de 1983, La Ventana Oblicua de 1974 y Alfabeto del Mundo 1986.

Para seguir disfrutando de la poesía de este gran escritor venezolano aquí le dejamos el poema: La tierra giró para acercarnos, el cual es citado en la película estadounidense 21 gramos del director mexicano Alejandro González Iñárritu.

"La tierra giró para acercarnos
giró sobre sí misma y en nosotros,
hasta juntarnos por fin en este sueño
como fue escrito en el Simposio.
Pasaron noches, nieves y solsticios;
pasó el tiempo en minutos y milenios.
Una carreta que iba para Nínive
llegó a Nebraska.
Un gallo cantó lejos del mundo,
en la previda a menos mil de nuestros padres.
La tierra giró musicalmente
llevándonos a bordo;
no cesó de girar un solo instante,
como si tanto amor, tanto milagro
sólo fuera un adagio hace mucho ya escrito
entre las partituras del Simposio".

EUGENIO MONTEJO

Deja tu comentario: