La Digepol volvió a disparar contra estudiantes en Catia (Clarín, 6 de abril de 1962)

El 04 de abril de 1962 fue asesinado el niño de 14 años Álvaro Ruiz González por las bandas adecas de Charlita Muñoz. Los testigos presenciales dieron un  retrato hablado  del infanticida.

El acto vandálico ocurrió a las puertas de la Escuela Primaria José Agustín Aveledo cuando el menor salía de clases y las bandas paramilitares se disponían a asaltar la sede del Liceo Luis Espelozín. Álvaro Ruiz González  recibió un disparo a mansalva en la cara que le desfiguro el rostro.

Cuando sus compañeros de clase le rendían el último homenaje en un humilde rancho ubicado en el sector El Lago de los Magallanes de Catia la DIGEPOL comenzó a disparar a diestra y a siniestra contra los estudiantes como medida represiva para disolver la multitud del velorio. 

A medida de que el sepelio avanzaba lentamente por el frente  de la Escuela Normal “Miguel Antonio Caro”, en Catia, la policía  sorprendió nuevamente a la multitud con una balacera;  para protegerse los estudiantes se lanzaron de bruces al pavimento.


REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: