La verdad sobre los informes del Pentágono, Madre de Soto Rojas no ceja en su empeño de buscarle (El Globo, 29 de octubre 1996)

Rosa Rojas de Soto, madre de Víctor Ramón, estaba cumpliendo 91 años de edad el pasado 23 de octubre, día en el que aparece en El Globo una página completa de la desaparición de su hijo:”Ese día estaba yo apagadita, pensando en lo poco que mi importaba la fecha de mi nacimiento, sin mi hijo, sin haberlo encontrado todavía, después de treinta y seis años… Ha sido el mejor cumpleaños de mi vida, al comprobar que el estaba siendo recordado y que pasado tanto tiempo aún hay quienes lo reclaman justicia por su crimen y por los de tantos otros”.

El sociólogo Víctor Manuel Soto Rojas desapareció junto con el maestro rural Trino Barrios, en julio de 1964, cuando ambos fueron detenidos en Altagracia de Orituco. 

Desde entonces no se supo nada más de ellos, excepto que Barrios fue fusilado en una hacienda del Guárico (Los Colorados) y Soto Rojas lanzado desde un helicóptero en la selva montañosa de El Bachiller, de cuyo frente guerrillero fueron comandantes. 

“Fue un acontecimiento muy semejante al vivido hace un par de semanas por la señora María Teresa Cuenca de Tejero, madre de Alejandro Tejero, desaparecido con Palma  y Navarro Laurens, en mayo de 1967, tres de las víctimas, junto con centenares de de ellas, durante el proceso de exterminio de guerrilleros, campesinos y estudiantes de izquierda, conforme a las prácticas impartidas por la Escuela de las Américas, en la zona del Canal de Panamá, y que fueron reconocidas por El Pentágono (crédito: Euro Fuenmayor)”.

REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: