Más de 100 muertos en Puerto Cabello (Últimas Noticias, 4 de junio 1962)

29 días después de “El Carupanazo” revienta “El Porteñazo”. El Gobierno trató de esconder detrás una foto la verdad sobre la magnitud de esta sublevación donde la hermandad cívico militar, fraguada entre estudiantes, líderes comunistas, miristas y marinos alzados, jugó un papel estelar. 

En ocasión de El Porteñazo, la foto del Padre Luís María Padilla, párroco de Borburata y Capellán de la Base Naval de Puerto Cabello, auxiliando a un oficial sublevado herido de muerte dio la vuelta al mundo. 

El Gobierno usó la foto como ardid publicitario para tapar el verdadero número de víctimas (700 muertos y 1.000 heridos), las atrocidades cometidas contra la población civil desarmada y el fusilamiento de los militares alzados sin fórmula de juicio. 

El autor de la foto fue el reportero gráfico del diario La República, Héctor Rondón Lovera (1933-1985), natural de Bruzual, estado Apure.

La gráfica fue ampliamente galardonada con los premios Pulitzer, World Press Photo y otros. 

Lo que no dice Últimas Noticias es que el Padre Padilla era capellán de la base naval de Puerto Cabello, que al momento de la foto estaba con los sublevados y que la matanza de 2 oficiales del ejército y veinte soldados “masacrados por los comunistas” fue la versión que propagó Rómulo Betancourt para confundir a la opinión pública y usar la imagen para manipular el acto humanitario del sacerdote como si fuera un acto de adhesión al gobierno.

REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: