Negro Primero: Lanza de fuerza y moral que vive en el corazón del Pueblo (+siembra)

Herido de gravedad con un fusil, Camejo compareció ante el general Páez y con voz desfalleciente le dijo: «Mi general, vengo a decirle adiós porque estoy muerto»
Internet

24/06/2022 08:02 AM


El 24 de junio de 1821, en la Batalla de Carabobo, muere Pedro Camejo, el Negro Primero, hombre patriota que integró de uno de los regimientos de caballería de la primera división del general José Antonio Páez.

Negro Primero, que se distinguía por su destreza en el manejo de la lanza, fue uno de los 150 lanceros que participaron en la Batalla de las Queseras del Medio, en abril de 1819, gesta por la cual recibe la Orden de los Libertadores de Venezuela.

Nació en San Juan de Payara, estado Apure, en 1790. El apodo que lo distinguía se había inspirado en su bravura y destreza en el manejo de la lanza.

Fue un esclavo de Vicente Alfonso, rico propietario en el Apure, por su valor y maestría en el manejo del caballo, como por su vigilancia, discreción y malicia.

A comienzos de la Guerra de Independencia formó parte del ejército realista. En 1816 sentó plaza en las filas republicanas en las fuerzas que mandaba el general José Antonio Yáñez en Apure.

En el mismo año, el teniente Camejo y el presbítero Trinidad Travieso intercedieron ante el general Páez, en favor del teniente José María Córdoba (más tarde general de división), quien había sido condenado a muerte por un Consejo de Guerra, por el delito de deserción.

Era una persona que a pesar de no tener estudios debido a las características de la época, poseía una mente ágil y despierta.

En 1818, cuando el general en jefe Simón Bolívar llegó a San Juan de Payara, durante el desarrollo de la campaña del Centro, vio a Camejo por primera vez.

La corpulencia del guerrero y las referencias que dio el general Páez, despertaron en Bolívar su interés y en la breve charla que sostuvieron le formuló algunas preguntas, las cuales fueron respondidas con ingenuidad y sencillez; al explicar la razón que le llevó a sentar filas en el ejército republicano, inicialmente dijo que era codicia; pero que luego comprendió que la lucha tenía otros propósitos más elevados.

En la Batalla de Carabobo (24 de junio de 1821) era integrante de uno de los regimientos de caballería de la primera división de Páez; allí rindió la vida.

Herido de gravedad con un fusil, Camejo compareció ante el general Páez y con voz desfalleciente le dijo: «Mi general, vengo a decirle adiós porque estoy muerto».

El 24 de junio del año 2015, el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, trasladó al Panteón Nacional la cuchilla certificada y el cofre contentivos de los restos simbólicos del teniente de caballería Pedro Camejo, “Negro Primero”, reseñó el MIPPCI.

Comparte esta noticia: