Persigue la junta militar exterminio del marxismo (El Nacional, 13 de septiembre 1973)

  • El Jefe de la Junta Militar golpista, General Augusto Pinochet, puntualizó que “estamos dispuestos a lograr el exterminio del marxismo en el país”. 
  • “El congreso compuesto por 59 senadores y 150 diputados de diferentes corrientes políticas fueron declarados en receso hasta nuevo aviso”. 
  • Los presidentes de los gremios profesionales y del transporte que se mantenían en huelga desde el pasado 27 de junio, anunciaron que reanudarán sus actividades a partir de mañana. 
  • La Junta Militar amenazó con volar edificios enteros donde existen focos de resistencia a favor del depuesto, Salvador Allende
  • Las nuevas autoridades militares no han proporcionado cifras de muertos y heridos. No obstante, fuentes extraoficiales revelan que hay entre 500 y 1.000 personas asesinadas. 
  • Entre los motivos del Golpe, la Junta Militar declara que su primer acto será romper relaciones diplomáticas con Cuba.

CONTEXTO: 

  • El Manual de Golpe de Estado para derrocar a Salvador Allende fue elaborado por la empresa de telecomunicaciones estadounidense ITT en 1970. Es también conocido como Los Documentos Secretos de la ITT. Su objetivo inicial era impedir a toda costa la elección de Allende como presidente de Chile, mediante técnicas de infiltración en los en los sindicatos obreros y gremios profesionales. 
  • Una vez que Allende fuese electo presidente la ITT lo clasificó como “una amenaza real para el hemisferio occidental”.  
  • Desde entonces los papeles confidenciales que se cruzaron entre Washington y Santiago de Chile establecían como utilizaron a los dueños de los medios de comunicación, editores, directores y periodistas para sembrar la peor imagen posible del gobierno socialista y activar la movilización de la pequeña y mediana burguesía.
  • Para realizar los primeros actos de calle, Richard Nixon autorizó entregar a la “Sociedad Civil” (ONGs) la cantidad de 10.000.000 de dólares U$D. 
  • Para la guerra económica, ITT conjuntamente con la CIA, boicotearon el gobierno de Allende mediante medidas económicas coercitivas que le impidieron tener acceso a la renovación de créditos con la banca internacional, ocasionaron a su vez el cierre de compañías de ahorro y préstamo, demoraron o suspendieron el despacho de repuestos, mercancías y alimentos,  y paralizaron el transporte.

REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: