¿Podrá sobrevivir el capitalismo? - La economía estadounidense en terapia intensiva (Revistas TIME, enero y julio de 1975)

  • En 1975 se cumplieron 200 años de la publicación del manual de libre mercado de Adam Smith: La Riqueza de las Naciones. La aplicación de esta doctrina económica ha traído resultados históricos desastrosos y varias guerras.
  • Para esta fecha la potencia capitalista más grande que jamás haya existido, EEUU, atraviesa una de sus tantas crisis cíclicas que se evidencia en los siguientes hechos: 
  1. El historiador británico Arnold Toynbee ha pronosticado que los países productores de materias primas son los verdaderos dueños de la economía real y que no tardarán en agruparse para organizar sus propios medios para enriquecer a sus naciones de espaldas al capitalismo.
  2. El capitalismo no tiene cura para sus recurrentes ciclos inflacionarios, excepto a través de medidas de shock y profunda recesión. Esto genera pobreza extrema para las grandes mayorías y acumulación exorbitante de capitales en manos de pocas corporaciones.
  3.  En 1971 EEUU rompió con el estándar mundial del patrón oro, intoxicó la economía mundial con dólares inorgánicos y arrastró a Inglaterra, Francia, Canadá, Italia y Japón hacia la recesión, la hiperinflación y el desempleo masivo.
  4. La traumática y humillante derrota de EEUU en Vietnam; aunado al escándalo de Watergate, el embargo petrolero de la OPEP en protesta por la invasión israelí al Líbano, Siria y Palestina; con la subsecuente alza de los precios del petróleo, produjo la bancarrota moral del sistema capitalista y puso de rodillas al neoliberalismo.
  5.  El modelo clásico de Adam Smith estaba agotado y su más reciente discípulo Milton Friedman, en medio la crisis económica de 1975, declaró que “el modelo de libertad capitalista pasará a la historia como un mero accidente y la humanidad se hundirá de nuevo en su estado natural de modelos que regulen toda la producción, el comercio, el consumo y la inversión”. A eso él lo llama “Tiranía y Miseria”.
  6. En contraposición a la tesis de Carlos Marx que establece que los pueblos unidos y organizados son el motor y futuro de la historia, Adam Smith, un siglo antes había propuesto que “el esfuerzo constante, uniforme e ininterrumpido es el gran motivador de la actividad económica”. 
  7. En consecuencia, el capitalismo educa individuos solos, aislados y en competencia con el resto de su comunidad, al servicio de sus propios intereses. 
  8. El poeta inglés William Blake (1757-1823) calificó al capitalismo, nacido de la Revolución Industrial, de parecer “oscuros molinos satánicos”. Refiriéndose al proceso mediante el cual los terratenientes desalojaban a los campesinos de sus casas campestres (cottages) para lanzarlos como mano de obra esclava en fábricas y obligándolos a vivir hacinados en pueblos insalubres con salarios de miseria.
  9. El reverendo anglicano, Thomas Malthus, uno de los profetas del capitalismo sentenció que “una persona solo puede reclamar un puesto en la sociedad en la medida en que su trabajo pueda comprarlo”. Otro, Charles Darwin, clasificó a los seres humanos entre los aptos para subsistir y los que deben perecer por su debilidad ante el más fuerte. A estos, el historiador inglés Thomas Carlyle, los llamó “respetables profesores de las Ciencias Oscuras del capitalismo”.
  10. Por su parte, los enunciados de Carlos Marx y Federico Engels coinciden en que el capitalismo es un sistema inhumano que “profana todo aquello que es sagrado… mutila al trabajador convirtiéndolo en un fragmento de hombre, degradado al nivel de apéndice de una máquina”. Advirtiendo que el capitalismo como sistema, está destinado a destruirse a sí mismo.

REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: