Revolución Sandinista: La victoria de un pueblo que continúa defendiendo su soberanía

A 43 años de este triunfo, el pueblo sandinista alza las banderas de rebeldía que le dieron su libertad, para bajo el liderazgo de Daniel Ortega, seguir batallando contra el imperialismo
Internet

19/07/2022 08:00 AM


El 19 de julio de 1979, los combatientes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) ingresaron a la ciudad de Managua victoriosos, tras años de combate contra las fuerzas militares de Anastasio Somoza, agente del imperialismo que descendía de una familia la cual había ejercido el poder desde 1936 en Nicaragua

En medio de la algarabía de un pueblo que veía el fin a más de 40 largos años de represión, persecución y muerte, los líderes del FSLN llegaron a Managua para instaurar una Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional, que estaría encabezada por el Comandante guerrillero, Daniel Ortega, quien con tan solo 34 años, lideró la ejecución de una serie de medidas dirigidas iniciar la transformación del Estado y volcar la acción gubernamental en dirección a beneficiar al pueblo. 

Esta victoria revolucionaria, significó para Nicaragua, el nacimiento del proceso de la Revolución Sandinista que logró disminuir los indices de analfabetismo de un altísimo 50,3% a 12,9% en tan solo seis meses; la construcción de más de dos mil nuevos centros de educación en todos los niveles, se construyeron cinco nuevos grandes hospitales y se erradicó la poliomelitis y se implementaron medidas dirigidas a favorecer a los campesinos y obreros del país. 

A 43 años de este triunfo, el pueblo sandinista alza las banderas de rebeldía que le dieron su libertad, para bajo el liderazgo de Daniel Ortega, seguir batallando contra el imperialismo que una vez más, como ya lo hiciera en 1990, intenta poner fin a este proyecto de justicia social que fue recuperado por la consciencia de los nicaragüenses que hoy le dicen al imperialismo y sus lacayos "¡No volverán!". 

"Aquí hay un pueblo, que como decía Darío, sabe levantar el olivo de Paz y, cuando a este pueblo se le toca, se le agrede, y se le quiere humillar, entonces este pueblo levanta el acero de la guerra, como decía Rubén Darío, ¡para defendernos! no para agredir a nadie." Daniel Ortega.

REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: