Venezuela produce petróleo. La droga viene de Colombia (2001, 22 de julio 1996)

La Cancillería venezolana, en voz de su titular Miguel Ángel Burelli Rivas, pone los puntos sobre las íes, en relación a las muy graves acusaciones efectuadas por el mandatario colombiano, Ernesto Samper, acerca del intercambio de armas por drogas con guerrilleros y narcotraficantes que operan desde ese hermano país:

  • La frontera es para Venezuela un elemento de seguridad capital
  • Del lado de Colombia vienen los secuestradores de personas, los que masacran a nuestros soldados, vienen los precursores de la droga…
  • Hay presencia de grupos armados y narcotraficantes en la frontera colombo-venezolana… que solemos llamar enemigo común y a la hora de repelerlo pareciera solo nuestro.
  • Colombia, por el contrario, no sufre ningún daño desde nuestra frontera… En Venezuela es donde repercuten los peores efectos de la violencia interna y el narcotráfico de ese país.
  • Claro, que como afirma el señor presidente colombiano, existen siembras de amapola en la zona oriental de Colombia, que corresponde a la occidental nuestra, concretamente en la Sierra de Perijá. 
  • Insistimos siempre en que se eliminen esos cultivos, como lo hemos hecho nosotros… la zona del lado de allá esta sustraída de la acción oficial y casi abandonada a los sembradores y traficantes.
  • En cuanto al lavado de dinero en bancos venezolanos, ello es perfectamente presumible. Dinero de dañada procedencia se lava hoy dondequiera, y lo que cada país desearía, como lo desea Venezuela, es identificar con precisión el dinero de esa clase, que nutre los mercados internacionales de los países más desarrollados del mundo…
  • Por último, reconoce el Presidente Samper que la actividad colombiana en el golfo ha disminuido. Es que prácticamente no existe, porque ese Golfo es el centro de la actividad económica más importante de Venezuela, como que por el discurre nuestra mayor riqueza y es a todos los efectos Venezuela el verdadero usuario de ese espacio geográfico suyo, como que se llama Golfo de Venezuela y da su nombre a la República, en cuanto que el asomo colombiano al mismo… es insignificante y el interés económico y humano allí es casi nulo.

REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: