Cabezal Cabezal

Así es la represión contra el pueblo ecuatoriano que no le importa a la OEA, la UE ni a la prensa

Publicado: 8 de octubre de 2019 a las 08:21 | Última actualización: 8 de octubre de 2019 a las 08:44

Moreno respondió a las protestas decretando el pasado 2 de octubre un estado de excepción que suspendió las garantías individuales de los ecuatorianos, como son el derecho al libre tránsito, reunión y asociación Moreno respondió a las protestas decretando el pasado 2 de octubre un estado de excepción que suspendió las garantías individuales de los ecuatorianos, como son el derecho al libre tránsito, reunión y asociación

Moreno respondió a las protestas decretando el pasado 2 de octubre un estado de excepción que suspendió las garantías individuales de los ecuatorianos, como son el derecho al libre tránsito, reunión y asociación
Internet

El pueblo ecuatoriano lleva una semana siendo víctima de la represión del gobierno liderado por Lenín Moreno, pero esto parece tener sin cuidado a la Organización de Estados Americanos (OEA), a la Unión  Europea, al gobierno de Donald Trump y a las grandes candenas y agencias de noticias internacionales, quienes han ignorado o minimizado el tema.

El pueblo salió a las calles de Ecuador el pasado 2 de octubre, un día después que Moreno aplicara una serie de medidas económicas, definidas por los ecuatorianos y ecuatorianas como “paquetazo” y que abarca: la eliminación del subsidio para el consumo de combustible y liberación de los precios del diesel y las gasolinas, la renovación con un 20% menos de remuneración de los contratos ocasionales, el recorte de vacaciones para los trabajadores del sector público: de 30 a 15  días, trabajadores de empresas públicas aportarán mensualmente un día de su salario, entre otras.

Desde entonces el pueblo de Ecuador no ha dejado de ser reprimido por las fuerzas policiales y militares ecuatorianas, quienes han usado gas lacrimógenos, empleado el uso de la fuerza contra los manifestantes, de los cuales ya van más de 400 detenidos.

El pasado lunes, ocurrió una de las denuncias más graves, un vecino de la comunidad de San Roque, en la ciudad de Quito reportó que la policía lanzó a tres jóvenes protestantes desde un puente, la noticia y el video fueron reseñadas por la cadena de noticias Telesur.

Y ante estos hechos tan atroces, ni el presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, ni ninguno de sus funcionarios han hecho pronunciamientos en contra de la violación de los derechos humanos de los ecuatorianos. Hasta este martes en la mañana el secretario General de la OEA, Luis Almagro, seguía sin condenar el excesivo uso de la fuerza del gobierno de Lenín.

Moreno respondió a las protestas decretando el pasado 2 de octubre un estado de excepción que suspendió las garantías individuales de los ecuatorianos, como son el derecho al libre tránsito, reunión y asociación. Es decir, prohíbe las manifestaciones antigubernamentales. Típico en la derecha.

Todo esto demuestra el cinismo de la administración gringa, sus aliados en la región, y la Unión Europea, quienes con su silencio cómplice ante la violación de derechos humanos en Ecuador, evidencian una vez que su único objetivo es agredir, atacar a Venezuela y al Gobierno Revolucionario que lidera Nicolás Maduro. Un presidente que ha sido víctima de golpe de Estado continuado, guarimbas, intento de magnicidio y que enfrenta una guerra económica y bloqueo contra el país, y nunca ha decretado estado de excepción, ni ha usado la fuerza militar para reprimir al pueblo.

Deja tu comentario: