300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

Camarada Llamarada: Te escribo en este día

Publicado: 1 de diciembre de 2020 a las 15:27 | Última actualización: 1 de diciembre de 2020 a las 15:43

"Me enfrento también a tu ejemplo, de zapatos rotos que no se cansaban de recorrer la geografía de la muerte de la que hablaba Neruda" "Me enfrento también a tu ejemplo, de zapatos rotos que no se cansaban de recorrer la geografía de la muerte de la que hablaba Neruda"

"Me enfrento también a tu ejemplo, de zapatos rotos que no se cansaban de recorrer la geografía de la muerte de la que hablaba Neruda"
Internet

A Carlos Escarrá Malavé,

Para escribirte este día, me enfrento a los recuerdos de la Venezuela que soñabas y dibujabas con palabras en cada argumento, en cada defensa de la justicia.

Para escribirte este día, me enfrento al recuerdo de tu enorme angustia por cambiar el mundo y sentir que ese cambio dependía de ti; primero la patria y la humanidad, después la vida misma.

Para escribirte este día, me enfrento a la canción necesaria de Alí, en una lista random que sigue con Joan Manuel y pasa por Gardel para caer en Víctor Jara, Violeta Parra y culminar en una lista corta, en Silvio y en Pablo que llenan, este breve espacio en el que no estás.

Para escribirte este día, me enfrento a tu Mama Pancha, me enfrento a los zapatos de tu conciencia y me enfrento a las nanas de la cebolla o a los barquitos de papel que hacen camino al andar.

Para escribirte este día, me enfrento a la poesía de Andrés Eloy, la de las uvas del tiempo, la de cada coloquio, la poesía de Juan de Dios Peza y su Reír llorando, la de Neruda, la de Antonio Machado, la del brindis del bohemio.

Pero me enfrento también a tu palabra encendida, contra quien sea, rompiendo nubes como el panita, que te dieron en palabras de Fidel, el mote de llamarada pulverizador, desde el podio de la Asamblea Nacional.

Me enfrento también a tu ejemplo, de zapatos rotos que no se cansaban de recorrer la geografía de la muerte de la que hablaba Neruda, que no se cansaba de sonreír a un pueblo entre las ojeras de lágrimas contenidas por una realidad abrumadora y angustiante.

Me enfrento a tu ejemplo de lealtad a un sueño, a un ideal, a una utopía concreta robinsoniana, que esbozó el Comandante Eterno al que amaste, seguiste, acompañaste y apoyaste de manera incondicional.

Me enfrento a aquella conversación en la que hablaste de tus convicciones y de tu aspiración de trascender como un hombre justo, como un ser entregado al trabajo por los otros y sobretodo a tu adorada justicia, la libre, la social.

Y entonces te escribo en este día, te escribo para decirte que sigo contando tus canas y buscando paz en tu recuerdo, que sigo tu ejemplo aunque mi palabra no sea verbo oral encendido y público, sino análisis escritos para aportar a la Patria/Matria en la que me enseñaste a creer.

Y te escribo en este día, porque no solo se acerca tu cumpleaños, sino porque faltan 11 días para una nueva elección importante, en la que nuevamente se debaten dos modelos de país, el de la derecha neoliberal, y el de la utopía concreta del socialismo bolivariano.

El fascismo no descansa, por el contrario, a tantos años de ti, sigue dando patadas de ahogado; por eso, nuestra victoria es la única que puede garantizar la estabilidad política y sobretodo la seguridad social y la felicidad posible de venezolanas y venezolanos.

Se acerca el día, vamos a la recuperación de la Asamblea Nacional, del parlamentarismo social de calle y de la defensa de la Patria/Matria que tanto abanderaste!

CAROLINA ESCARRÁ GIL

[email protected]


Deja tu comentario: