300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

¡Chavistamente! Diario de campaña: Las mujeres de Chávez

Publicado: 25 de noviembre de 2020 a las 15:42 | Última actualización: 25 de noviembre de 2020 a las 15:51

"Las que hemos parido sabemos del tránsito del dolor a la alegría, a la vida" "Las que hemos parido sabemos del tránsito del dolor a la alegría, a la vida"

"Las que hemos parido sabemos del tránsito del dolor a la alegría, a la vida"
Con el Mazo Dando

En una cancha de Juangriego nos encontramos las mujeres de Chávez una mañana de domingo. Una cancha que suelen ocupar los muchachos, se llenó de nosotras. Fuimos de todos lados de la isla. Vestidas de colores, con banderas, con pancartas, alguna pintada sobre el cartón de una caja de CLAP. Domingo en la mañana, sol y cielo clarito para el día de las mujeres de Chávez.

La cancha era una fiesta: música, canto, baile… la alegría que nos quieren arrebatar desafiando al arrebato. Cada mujer con su historia, con su peso en el alma, con su angustia enrolladita al corazón… en medio de la bulla y el zangoloteo estaba Johanna con su niña sentadita en una silla de ruedas. Su muchachita bonita, con sus lazos en el pelo, con su bolsita de galletas, con sus piernitas incapaces de sostenerla en pie… Ella fue a Cuba, donde recibió tratamiento, aquí también ha sido tratada, pero la cosa es difícil, la medicina que toma es muy cara y no se consigue… antes era gratis y había, hoy sería gratis, si hubiera…Y el maldito bloqueo golpeando a una niña de ojos grandes que me regaló una galleta.

El bloqueo se hizo para que Johanna se rindiera, para quebrarla de angustia, para que se entregara, para que ese domingo no estuviera en la cancha. Johanna estaba ahí, clarita, con su niña, batallando, pidiendo ayuda, sí, y todas tratando de ayudarlas. Johanna no está sola y ella lo sabe.

Y cada cara una historia, porque nadie ha sido más golpeado en esta guerra que nosotras las mujeres, porque somos las que llevamos el peso de la angustia, la responsabilidad de que alcance lo que no alcanza para todos… Las que tenemos que bajar una fiebre a punta de pañitos, y a veces ni eso. Las que vimos cómo esta guerra va destiñendo lo que una vez logramos… las que hemos visto a nuestros hijos partir, hemos visto a los nuestros morir, hemos visto la llaga del odio y hemos visto el sadismo de quienes la crearon, regocijándose con nuestro dolor y endosándoselo al gobierno que lucha con nosotras contra tanto odio y tanto daño. Somos las que sabemos que todo lo que nos quieren quitar lo logramos junto a Chávez, junto al gobierno chavista. Las que sabemos que lo que falta por construir solo será posible en el chavismo. Las que sabemos y porque sabemos, no les dimos el gusto al enemigo de vernos de rodillas. ¡Nunca más de rodillas!

Nosotras no. Nosotras, aún con los ojos llenos de lágrimas, de angustia, de dolor, de rabia, nos levantamos cada mañana para dar la pelea. Somos las salimos a la calle cada día a buscar formas de aliviar el impacto del bloqueo, no solo para nuestras familias, sino para todos los que estén a nuestro alcance, ¡y mira que hemos descubierto que tenemos alcance!. Somos las lideresas de comunidad, de calle, somos el poder popular organizado, efectivo, somos la vanguardia colorida, bullanguera, con una sonrisa como armadura, porque la alegría es nuestro escudo, porque sin ella la crudeza del dolor nos dejaría desarmadas y desnudas.

Se ensañan contra nosotras y nos castigan por insumisas. Porque nos quieren para servirles. Dicen que nacimos para eso. Pero nosotras nosotras sabemos que nacimos para luchar y vencer. Que no habrá chantaje que nos quiebre, que no habrá vuelta a ese rincón silencioso donde arruma el enemigo a sus mujeres, donde quieren arrumarnos a todas. Que no, que detrás de un gran hombre no hay una gran mujer, que hay grandes mujeres y punto, que no necesitamos un hombre, ni grande ni pequeño (valga el chinazo), para ser grandes nosotras. Y eso somos: grandes. Por eso nos castigan.

Y mientras más nos castigan, más grandeza encontramos en nosotras mismas y nos sorprendemos a veces de cuánto más sabemos hacer y del asombro al orgullo y del orgullo a la certeza de que con nosotras no van a poder.

Las que hemos parido sabemos del tránsito del dolor a la alegría, a la vida. Nosotras, las mujeres chavistas, estamos pariendo la Patria bonita de todos. Por eso, con lágrimas, con angustias, mientras más duela, más pujamos, porque, o pujamos, o se nos muere la muchachita. 

Esas somos nosotras, las que, esa mañana de domingo, con nuestros bailes, con nuestros cantos, con nuestros ojos llenitos de lágrimas, nos encontramos para reconocernos, para abrazarnos, para celebrar que seguimos de pie y luchando. Nosotras, las mujeres de Chávez, las que sabemos que, en estos tiempos, celebrar es un acto de rebeldía. 

¡Nosotras venceremos!

CAROLA CHÁVEZ

@tongorocho

Deja tu comentario: