Cabezal Cabezal

El Huracán de los pueblos

Publicado: 7 de noviembre de 2019 a las 16:24 | Última actualización: 7 de noviembre de 2019 a las 17:02

El pueblo chileno ha despertado contra el neoliberalismo y se ha manifestado en calles de Santiago, entre otras ciudades australes El pueblo chileno ha despertado contra el neoliberalismo y se ha manifestado en calles de Santiago, entre otras ciudades australes

El pueblo chileno ha despertado contra el neoliberalismo y se ha manifestado en calles de Santiago, entre otras ciudades australes
Internet

El vórtice de los vientos huracanados socialistas se expande dentro del triángulo depredador  de las oligarquías neo colonialistas. Todo lo que queda encerrado entre los ángulos de  Washington - Madrid – Bogotá  naufraga en el fondo de la ruina.  Los vértices de este triángulo neoliberal y empobrecedor han encendido las aspas de sus turbinas que resoplan falsos positivos comunicacionales para opacar al indetenible huracán de la historia que abre el camino de las grandes alamedas para que transiten las mujeres y los hombres libres en un  nuevo orden mundial.

En  paralelo van los mea culpa, las aspirinas sociales, los pañitos tibios solicitando perdones, los yo no fui y destitución de trenes ministeriales. Pero en silencio  un nuevo Plan Cóndor levanta vuelo: psico terror, represión a mansalva, muertos a quemarropa, cientos de ciegos apunta de perdigón,  pare de contar los desaparecidos, violaciones  y el modelo de las  guarimbas incendiarias exportadas por el paramilitarismo local a Bolivia. 

El dogma neoliberal tiene sus sicarios de la desinformación para desatar, como en efecto ya lo han hecho,   un bombardeo sin precedentes que pretende  ignorar la legitimidad de Evo Morales, tapar el verdadero origen de  los últimos estallidos sociales, oscurecer los sucesos populares sin precedentes,  y defender  las moribundas y ya desgastadas fórmulas del dogma capitalista.  Las eminencias grises encienden sus fábricas  de falsos supuestos para disparar sus relatos macabros en sintonía con los días tétricos  de su parranda  favorita, los horrores de Halloween.

Han encontrado la tenebrosa excusa en la  desfachatez neoliberal: desconocer los procesos electorales, instalar gobiernos imaginarios, promover más Alimañas ( ahora en Bolivia),  sepultar la memoria de este Octubre Rebelde, que tomó por sorpresa  a toda la godarria suramericana  con los pantalones abajo.

Fraguan formatos edulcorados en sus plataformas digitales de desinformación que  son toda una aberración sin precedentes. Pero que importa la ética y los valores de la comunicación, a toda marcha hay que reformatear las mentes de millones con perlas del siguiente tenor:

“¡Señoras y señores, estúpidos y estúpidas de la ultraderecha en general, gorila funcionales todos, ignaros neofascistas, expresiones neo tropicales del ku klux klan, ¡oíd! :  

Unos zafios chavistas, en menos de un mes, es decir en cuestión de tan solo días, por no decir horas, han tramado y ejecutado todas las protestas de Ecuador y Chile; y a la vez han fraguado el triunfo electoral de la izquierda bolivariana en Bolivia y Argentina, y tienen encendido el patio en Haití. Entérense pues quienes son: Nicolás Maduro, alias super bigote  y el maléfico Foro de Sao Paolo!”

¡Claro! ¡Tenían que ser ellos! Responden  en coro él supremacista Trump, el ecocida Bolsonaro, el paraco de Uribe, el narco complaciente de Duque, con todos los fachos de turno.

¿Pero como tapar como un dedo la verdad tan repetida por los paquetazos del FMI cuya ecuación inapelable,  reza así?:

Agenda de hambre y pobreza del FMI para los pueblos latinoamericanos =  Ajustes macro económicos + privatizaciones + narco tráfico + enriquecimiento de las corporaciones + lavado de dinero + paraísos fiscales + invasiones militares + saqueo de los recursos naturales  + subempleos  de miseria.  

La publicidad de las grandes corporaciones que dominan los casinos de Wall Street y  la Casa Blanca solo intentan fulminar la capacidad crítica del pensamiento, anular la voluntad de las conciencias y la aniquilación total de la verdad.

EL MIEDO es el nuevo opio neoliberal. Paralizar las mentes y congelar los pensamientos es el objetivo inicial.   O usted  piensa neoliberal o va preso, o según la circunstancia lo desaparecemos. Mejor  Usted se abstiene de protestar sino  recuerde que le podemos invadir su país o le mandamos unos carabineros para que le violen a sus hijos, o le molemos los intestinos, según la ocasión.

El neoliberalismo y las privatizaciones lo endeudan, hipotecan su existencia y usted mejor es que sonría.  O piensa y hace lo que dicta el FMI o recuerde usted que a Víctor Jara le trituramos las manos y lo mandamos a cantar  al otro mundo. O deja Usted deja de pensar en el socialismo recuerden lo que le paso a Salvador Allende por andar pensando mucho en Usted, en el pueblo.

Cuando Jair  Bolsonaro deliberadamente permitió el   incendio de cinco millones de hectáreas  de la Amazonía, el neoliberalismo lo excusa y acusa a Venezuela de un derrame petrolero en sus muy lejanas costas. La fórmula es: cayapa mediática, sicarios palangristas y miedo.  

El miedo neoliberal impone que ni la biodiversidad ni el futuro de la humanidad, ni que la escasez  mundial de agua  están en riesgo. Eso ya está   pensado  por  Monsanto y el pentágono, eso no es problema de los pueblos, todo será privatizado y ya veremos en el futuro cuanto va a costar un litro de agua, prepárense!

El miedo como arma de guerra consiste en  silenciar las conciencias, en apagar el nervio revolucionario, en neutralizar a los pueblos y dejar un vacío de tensión e incertidumbre.

En este tumulto de revoluciones populares habidas y por haber, de  pueblos que se levantan, de  naciones indígenas que de nuevo se alzan, el neoliberalismo desesperadamente usa la mandarria comunicacional para tratar de infundir más MIEDO, el pavor es la mejor de las herramientas de destrucción  masiva para aplastar la autodeterminación de los pueblos.

Así surge, en medio del pánico inducido,  el aparato fulminante de los carabineros hacen su trabajo represivo, los francotiradores informativos aplauden las decenas de muertos, las desapariciones, las violaciones, los ojos mutilados por perdigones: Pinochet ordena: POR LA LEY O LA FUERZA, así manda la constitución del  genocida en Chile.

En  Ecuador Lenín Morenochet desata la persecución judicial contra la Revolución Ciudadana,  en Chile Sebastian Piñerachet suelta los demonios de su ídolo dictatorial contra una generación exhausta de paquetazos económicos, y en Brasil el facho de Jair Bolsonarochet hace de  las suyas. Esperemos y veremos.

Mientras tanto el huracán de los pueblos resurge en Argentina y Colombia,  y  en esta sagrada patria de Simón Bolívar y sobre este sagrado suelo que vio a  Hugo Chávez nacer:

¡El Pueblo manda y el Socialismo Salva!

¡Leales siempre!  ! Traidores nunca! ¡Venceremos!

ALEJANDRO CARRILLO

[email protected]

Deja tu comentario: