Malaverismo: El CEN de AD se reúne

Secretario general del partido Acción Democráctica, Henry Ramos Allup
Internet

07/04/2019 07:00 AM

Después de ver las masivas marchas del chavismo que se produjeron el  sábado 6 de abril, el secretario general del partido Acción Democráctica, Henry Ramos Allup,  decidió reunir El Comité Ejecutivo Nacional –CEN- del partido para analizar la posición a seguir de ahora en adelante.

Aquella tarde del sábado 6 de abril, cuando el presidente Nicolás Maduro terminó de dar su discurso frente a la avalancha de chavistas que plenaban la Avenida Urdaneta al frente de Miraflores, Henry Ramos Allup, moviendo la cabeza diciendo que no es no, tomó su teléfono celular y llamó a Lucrecia Martinez, la señora que cuida la casa del partido Acción Democrática, allí en los Caobos, detrás de la Funeraria Vallés.

- ¿Compañera Lucrecia?

- Si, mi secretario general, ordene.

- No te vayas todavía, que voy saliendo para allá. Llámate a la presidenta del partido, la señora Isabel Carmona y al secretario nacional de organización, el compañero, Bernabé Gutiérrez, y diles que el CEN de AD se réune de urgencia.

- En seguida, mi secretario general.

Se metió el celular en el bolsillo, y aprovechcó para darle una pulidita a la falsa armadura que tiene en la sala y que compró una vez en Toledo, España. Y, viendo el retrato de su líder Rómulo Betancourt, le dijo:

-Aquí como que hay chavismo, para rato, mi presidente honorario.

Buscó las llaves del carro. Era sábado, y su chofer no trabajaba ese día. Y desde la sala pegó un grito para la cocina:

-Voy a la casa del partido, mi amor, a una reunión del CEN y ya vuelvo.

- ¿Y eso existe, mi amor? -Preguntó su esposa desde la cocina.

- ¡Claro que existe!. Y deja el jueguito que no te queda nada bien.Y si no existe hay que reinventarlo, antes de que este chavismo acabe con todo. Voy y vengo.

Subió a su camioneta Ford Explorer y salió rumbo a la casa del partido. Puso el cd para escuchar el himno del partido y asi iba pensando en qué hacer mientras escuchaba “adelante a luchar miliciano”

Cuando llegó a la casa nacional del partido y vio que Lucrecia lo estaba esperando en la puerta, por un momento se acordó del negro Encarnación: “Qué bueno salió ese negro Encarnación”- se dijo para sí. Se bajó del carro y saludó a Lucrecia, y ella le dijo:

- La señora Carmona no puede venir porque está engripada, y el señor Bernabé me dijo que si eran bromas suyas, porque el CEN no se reúne desde que Humberto Celli fue despedido del partido por Carlos Andrés Pérez.

- Entonces me voy a tener que reunir yo solo, como secretrio general del partido y como mienbro del Comité Ejeutivo Nacional.

Se fue directo al salón de reuniones y tomó asiento. Y desde su silla de secretario general, le dijo a Lucrecia:

-¿No hay un cafecto por ahí?

- No.

- ¿Y agua?

- Tampoco.

- Menos mal que hay luz.

-Yo le voy a pedir permiso para retirarme, mi secretario general, porque llegó el Clap a mi zona y tengo que buscarlo.

- Anda Lucrecia, que yo cierro la puerta.

Y, mientras Lucrecia salía de la casa nacional del partido a bucar su caja Clap, el secretario general del partido blanco, Henry Ramos Allup, viendo que estaba solo, solito, dijo una gran frase:

- Estoy más solo que Guaidó.

 

 ROBERTO MALAVER

 

 

Comparte esta noticia: