300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

Malaverismos: El carnaval del mundo...de la oposición

Publicado: 23 de febrero de 2020 a las 06:00 | Última actualización: 23 de febrero de 2020 a las 08:19

El refinado político opositor que carece de escrúpulos El refinado político opositor que carece de escrúpulos

El refinado político opositor que carece de escrúpulos
Internet

Desde que la carroza de la oposición arrancó con su comparsa el 10 de enero del 2019, cuando el diputado Guaidó, después de que Antonio Ledezma y Diego Arria le avisaron que se autoproclamara presidente interino, no se ha detenido, por eso, para evaluar ese año de las carnestolendas, los miembros caídos se reunieron para ver cómo les irá el jueves, después del miércoles de ceniza.

 

Críspula Salazar, la señora que trabaja en la Quinta La Pipa de Guatire, de Ramos Allup, entró sofocada a la cocina:

-Dios mío. Esta gente se reúne todos los días para tumbar a Maduro. Ya pasaron cinco años desde que mi jefe, Motorcito –así llama cariñosamente a Ramos Allup- dijo que le quedaban seis meses de vida al dictador.

La señora sacó las bandejas de tequeños del frízer y dijo:

-Yo creo que lo que hacen es venir a comer tequeños y después se olvidan de todo lo que pasa aquí.

En ese momento escuchó el timbre de la quinta: “Adelante a luchar miliciano”. Así suena el timbre desde que Ramos Allup consiguió un técnico que le pusiera en su teléfono ese sonido y lo adaptara al timbre de la casa también. Pidió la versión completa, pero no lo pudieron complacer.

Y al rato estaban entrando todos los miembros caídos de la oposición que venían hablando en tropel.

-Tenemos que participar. Si no participamos los chavistas van a quedarse con todo en esa asamblea. –decía William Dávila.

-El jueves es la cosa. Nos vamos a ver allí las tres asambleas, la de Diosdado, la de Parra, y la de Trump, perdón la nuestra.- dijo Stalin González.

-Aguata esa lengua Stalin, que por eso es que nos caen encima. Ya fuiste a reunirte con ellos y ya todo el mundo dice que nos echamos para atrás.- dijo Guanipa.

Y en ese momento entró Ramos Allup lanzando serpentinas y caramelos y diciendo:

-Aquí es. Aquí es.

Y los miembros caídos soltaron la risa. Y comenzaron a recoger caramelos de todo tipo que les había lanzado el secretario general del partido blanco.

-Amigos. Continúa el carnaval. Y lo mejor es que lo estamos viviendo sin disfrazarnos, porque además, ya todo el mundo sabe quiénes somos. Hoy se está cumpliendo un año de la entrada si o si de la ayuda humanitaria –dijo Ramos Allup- y lo peor es que ninguno de nosotros siente vergüenza. Nadie asume. Una muerte en un hotel de mala muerte y nadie dice nada. Unos dólares donados y robados y nadie dice nada. Un concierto dónde nadie supo cuánto se recaudó y nadie dice nada. Una ayuda humanitaria quemada por nosotros mismos y nadie dice nada. Y que viva el carnaval del mundo.

En la cocina, Críspula Salazar movía los tequeños y estaba sintiendo que no escuchaba la voz de su cliente principal.

-Parece que Velásquez no vino, porque no he odio una mala palabra.- dijo.

Y Omar Barbosa tomó la palabra:

- El jueves, después del miércoles de ceniza, nos reunimos todos en la Asamblea, para ver a qué acuerdo llegamos con el nuevo CNE y con el poder electoral. El compañero Trump, a través del Grupo de Lima, nos pide que no aceptemos estas elecciones sino las presidenciales, y la verdad es que la cosa es difícil, porque eso está en la constitución.

- ¿Y qué pasa?- preguntó Ramos Allup.

- Que es legal y hay que cumplir.-contestó Barbosa.

- ¿Y cuándo hemos cumplido nosotros con la constitución, Barbosa? No cumplimos nosotros con la del 61, que era la verdadera, vamos a cumplir con esta que una bicha. –le contestó Ramos Allup.

- Pero hay que cuidar las apariencias –respondió William Dávila.

- Estamos viviendo un carnaval desde hace mucho, y esa es la línea. Sin máscaras y bailando samba vamos a llegar al poder.-Dijo Andrés Velásquez, quien acababa de llegar.

Y en la cocina, Críspula Salazar sintió un escalofrío, porque había llegado su cliente favorito.

-Dios mío, llegó el hambriento.- dijo.

Y dijo Ramos Allup:

-Señores. El Grupo de Lima, donde está nuestro canciller Julio Borges, quien parece que si viene a Venezuela no se va a olvidar nunca de lo que le van a hacer, nos pide elecciones presidenciales, y esa es la línea. Aceptamos el nuevo CNE pero para elecciones presidenciales. Y olvídense de esas legislativas, por ahora, como dijo el que no me quiero acordar.

Y Guanipa tomó la palabra:

-El problema es que el jueves seguro que Parra va a querer presidir la Asamblea, y eso no lo vamos a aceptar. Que presida Guaidó, quien fue el creó esa comisión.

- Esa es la única comisión donde Guaidó no se ha metido unos reales –dijo Andrés Velásquez.

Los miembros se volvieron todos a verlo, pero después, cuando se dieron cuenta de que era Velásquez, no le pararon mucho, porque ya saben que él no es diputado ni tiene voz ni voto, y que solo va a la Quinta La Pipa de Guatire a comer tequeños.

-¿Y cuál será la consigna para el jueves?- preguntó Barbosa

Pero nadie tuvo tiempo de responderle, porque apareció Críspula con la bandeja de tequeños, y antes de que Andrés Velásquez se le fuera encima, todos los miembros caídos se pusieron de pie para comer los tequeños de Críspula.

ROBERTO MALAVER

 

Deja tu comentario: