300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

Malaverismos: Koki 905 Y Covid-19: Dos Pandemias

Publicado: 11 de julio de 2021 a las 06:00 | Última actualización: 10 de julio de 2021 a las 23:53

Cállate que me desesperas, Zambranito, dijo Allup Cállate que me desesperas, Zambranito, dijo Allup

Cállate que me desesperas, Zambranito, dijo Allup
Internet

Ramos Allup, analizando la situación política-económica-cultural y social del país, llegó a la conclusión de que se estaban viviendo dos pandemias: Koki 905 y Covid 19, y en las dos, la oposición ha sido derrotada. Así les dijo a los miembros caídos.

Viendo la rueda de prensa que la Vicepresidenta Delcy Rodríguez y la Ministra de Relaciones Interiores estaban dando en el canal ocho, Ramos Allup meditaba mientras acariciaba a su perro Chicharrón. Y decía:

-Vinieron los representantes de la Unión Europea y nosotros apoyamos este espectáculo para que no vengan como participantes en las elecciones del 21 de noviembre.

La vicepresidenta decía que estaban nerviosos en la casa Nariño, en Colombia, porque habían detenido a tres paramilitares colombianos que habían participado junto con la banda del Koki en las acciones de la Cota 905.

-No solo están nerviosos en la casa de gobierno en Colombia, también estamos nerviosos nosotros.

A medida que la Vicepresidenta iba comentando lo que había sucedido, Ramos Allup meditaba y acariciaba a su perro Chicharrón. Cuando la Vicepresidenta nombró a Freddy Guevara, Ramos Allup se puso nervioso y pellizcó al perro Chicharrón, quien pegó un soberano ladrido que fue escuchado en la cocina, y desde allá, su señora, le preguntó:

-¿Qué le pasa a Chicharrón, mi motorcito?

-Nada, mi amor, que acaban de nombrar a Freddy Guevara y ese cuando no mete la pata mete el cuerpo completo. No solo habla de 5 puntos cardinales, sino que confunde a José Martí con Brion, y ahora dice que todo lo que está pasando en este país, tiene que ver con el Acuerdo Nacional, es decir, que prácticamente se está declarando participante de los sucesos.

Después tomó la palabra la ministra Meléndez y Ramos Allup escuchó un momento, y luego dijo:

-Ya habló la que yo quería escuchar.

Y apagó el televisor. Y llamó a su compañero Edgard Zambrano. Cuando el hombre atendió a su llamado, siempre lo hace al primer repique, le dijo:

- Zambranito, hemos fracasado.

- Desde 1998, compañero.

-.No es para tanto, Zambranito, no te olvides que yo fui presidente de la Asamblea Nacional.

- Y los fracasos fueron infinitos. Dígame ese de Nacho hablando el Día de la Juventud,  y los seis meses de vida y...

- Cállate que me desesperas, Zambranito.

- Te quería decir que estamos viviendo dos pandemias. La del Koki 905 y la Covid 19, y en las dos el gobierno sigue ganando y nosotros llevando palos.

- Ese es un buen análisis para contárselo a los miembros caídos –dijo Zambrano.

- Lo que pasa es que el poeta Leopoldo también se pasa. Escribió unos twitter hablando de violación de derechos humanos, y hay que tener una cara de cemento para decir algo así, sobre todo él, que tuvo una Salida donde más de un derecho humano se violó.

- Eso es verdad, compañero.

Ramos Allup colgó y se metió en la computadora que le  trajo su cuñado de Miami, y comenzó a contactar a los miembros caídos para contarles su gran hallazgo.

Los miembros caídos empezaron a entrar en la pantalla. Allí estaba Julio Borges con una cara de derrotado, increíble. Carlos Vecchio entró mientras contaba una faja de billetes de cien dólares. Manuel Rosales entró diciendo: “Probando, probando”. Edgard Zambrano, Ismael García, y Andrés Velázquez fueron los últimos en entrar.

- Compañeros –dijo Ramos Allup- Los he citado para decirles uan cosa que se me acaba de ocurrir, y se las digo ya. Estamos viviendo dos pandemias. La del Koki 905, que tiene enfermos a toda esa gente de La Vega, de la Cota 905, de El Paraíso, El Cementerio, y más allá. Y La Covid 19 que nos tiene enfermos a todos. Es decir, dos pandemias donde nosotros no estamos haciendo nada y el  gobierno está haciéndolo todo.

- Eso es ciertísimo –dijo Ismael García.

- No trajimos ninguna vacuna contra la Covid 19, más bien apoyamos las sanciones para que no vinieran. Y en lo de la Cota 905 no hemos dicho nada, lo que quiere decir que estamos de acuerdo con todo eso. Y en derecho, el que calla otorga.

- Pero podemos echarle la culpa al gobierno –dijo Ramos Allup.

- ¿Defendemos a los colegas, es decir, a los delincuentes?- pregunto Manuel Rosales.

Ramos Allup se detuvo. Los demás miembros caídos se vieron las caras, como esperando una rectificación de Rosales, pero no pasó nada.

- Serán colegas tuyos, Rosales, porque yo no soy delincuente –dijo Ramos Allup.

- Fue un lapsus –dijo Rosales.

- Menos mal. Dijo Julio Borges, porque yo estaba comenzando a creérmelo.

Viendo que ya había cumplido con lo que quería, es decir, contarles a los miembros caídos de la oposición violenta lo que se le había ocurrido, Ramos Allup les dio las gracias y se despidió hasta el otro día.

Apagó la computadora y llamó a su perro Chicharrón, quien salto rápidamente a sus piernas, y mientras lo acariciaba, Ramos Allup veía la foto de Rómulo y decía.

-Cada día se pone más lejos ese we will come back, compañero, Rómulo.


Roberto Malaver

Deja tu comentario: