Malaverismos: La oposición regresa a clases

La oposición ha decidido sumarse a la iniciativa para ver si aprenden algo
Foto: Internet

25/09/2022 06:00 AM

Ante el anuncio de regreso a clases el lunes 3 de octubre, la oposición ha decidido sumarse a la iniciativa para ver si aprenden algo.

La corrupción en Monómeros se le vino encima a toda la poca gente del G4, y ante tan descomunal vergüenza, ninguno sabía cómo evitar que la gente siguiera hablando de aquello.

- Nos están dando hasta con el tobo de la basura, por culpa de Leopoldo y de su mamá, que por lo visto no puede ver un dólar porque lo arranca del lugar donde está.

- Tenemos que aprovechar el aviso de regreso a clases para ver si nos incorporamos a cualquier escuela, para ver si aprendemos por lo menos a ser decentes.

Viendo las imágenes que estaban trasmitiendo por el canal ocho, acerca de cómo habían dejado a la empresa Monómeros, Ramos Allup y Edgard Zambrano querían taparse la cara de vergüenza pero no podían, porque se les había caído la cara de vergüenza, precisamente.

- Calderón Berti nos denunció a todos –dijo Ramos Allup- y el compañero Manuel Rosales se puso a hacerlo bien en Maracaibo para ver si se olvidan de Monómeros. Pero estos chavistas no olvidan un carajo.

- Dijeron que Interpol está buscando a 23 de los implicados en el caso –dijo Zambrano.

- En esa lista están los vivos de siempre. Uno pone la cara y ellos ponen los bolsillos.

- En verdad que a esos 23 buscados no los conoce nadie.

- Pero a nosotros sí, Zambranito, y eso es lo malo.

Las imágenes que se veían en televisión dejaban muy mal parada a toda la oposición, porque no solo se conformaron con robarse el dinero, sino que además saquearon todo lo que tenía alguna utilidad en la empresa.- Así decía la periodista que informaba en el canal.

- Lo mismo hicieron con la sede de la embajada, Zambranito. Cuando el nuevo embajador de Venezuela llegó ahí, se encontró con un peladero de chivo, es que somos malos, Zambranito.

- No respetamos nada, presidente.

- No me digas presidente que tú sabes que el candidato es Carlos Prosperi, y ese será el presidente.

- Perdone, mi presidente… perdone otra vez.

Ramos Allup sacó el pañuelo y se lo pasó a la armadura falsa que le vendieron como verdadera en Toledo, España y dijo:

- Te cuento Zambranito, yo no me lancé como candidato para evitar esta vaina de Monómeros, porque estaba seguro de que por ahí me iban a atacar, por eso puse a Prosperi, que no  tiene nada que ver con eso y yo lo puedo manejar fácilmente.

- Me parece muy bien, presidente.

- Que vaina contigo y tu presidente, Zambranito, no me digas más presidente que Bernabé se va a burlar de mí.

En la televisión seguían mostrando todo el desastre que la gente de la oposición, liderados por Juan Guaidó y Leopoldo López, habían ejecutado en la empresa Monómeros y…

- Apaga ese televisor, Zambranito, que esa noticia no se va  a acabar nunca.

- Sí, cuando lo ven a uno caído le caen a patadas.

- Sí, hacen leña del árbol caído y todo lo que tú quieras, pero esa vaina es verdad. Julio Borges quiso salvarse pero también está metido de frente. Y la mamá de Leopoldo no se pela un guiso.

- Esa señora se las trae y las lleva también.

Ramos Allup, viendo la fotografía tamaño natural de Rómulo Betancourt que tiene en la sala de la quinta La pipa de Guatire, le dijo a Zambrano:

- El lunes, Zambranito, te vienes temprano y nos vamos a clases, para ver si aprendemos  a ser decentes.

- Sí, mi presidente.

ROBERTO MALAVER 


Comparte esta noticia: