Malaverismos: Logros de la Oposición

Roberto Malaver
Internet

06/11/2022 06:00 AM

Para levantarles el ánimo a los miembros caídos de la oposición, una licenciada en Estematología se presentó para informarles de algunos logros que han alcanzado en sus años de lucha

La licenciada en Estematología política y social, Alcanfor Mendoza, asistente Internacional de La Plataforma Democrática, decidió sorprender a los militantes de la oposición que estaban alicaídos por los constantes fracasos a los que han sido sometidos por parte de la dirigencia, si se puede llamar así, de la misma oposición.
Y después de acomodarse sus lentes Armani, comenzó diciendo:
-Primero que nada debemos anunciar nuestros logros para que la militancia se sienta fortalecida, porque a pesar de que no somos gobierno, hemos venido alcanzando importantes éxitos
Se detiene porque sabe que la pregunta qué viene es “¿Cuáles?”, y no deja que le pregunten y sigue:
-No debemos olvidarnos de nuestro pasado. Hay que asumir el pasado. Y ahí es donde están los logros que les quiero enumerar: Primero: El hallazgo de una nueva figura literaria, como es el caso de lo que nosotros hicimos en diciembre del 2002, es decir, El paro activo. Ese para nosotros es un gran logro, porque impulsamos un nuevo lenguaje y revolucionamos la Academia de la Lengua, que como ustedes saben siempre está muerta, esperando por nuevos aportes. El paro activo es una nueva categoría, es un estar parado, pero al mismo tiempo, pendiente, mosca, vigilante, para dar el paso del rompimiento y estrangular al chavismo, ahora madurismo.  Pienso que allí alcanzamos un logro muy significativo.
Toma la botellita de agua Evian que tiene en el escritorio y sirve en un vaso de cristal de Bacará un poco, toma y sigue:
-Segundo logro: El luto activo. Otra vez innovamos el lenguaje y rompemos paradigmas. Es decir, el luto no puede estar sostenido en una pena, en un llanto, nosotros lo calificamos para darle fuerza de lucha, de acción. Allí se aprecia claramente la presencia activa del talento de la oposición. Siempre atenta al devenir de la historia del lenguaje revolucionario. También pudiéramos asumir como tercer logro la reactivación del término Guarimba, que estaba olvidado y nosotros lo levantamos de ese cementerio que es el diccionario, y lo pusimos a sonar por todo el país, sobre todo en aquel año en los meses de febrero y marzo. La guarimba tiene fuerzas expresivas y emocionales. Allí podemos también ubicar otro logro: Las bombas Puputov. Nadie hasta ahora ha inventado un explosivo tan destructivo como ese. Un cuarto logro sin duda es la frase que todavía conmueve a la opinión pública, la violencia pacífica, que fue el término que acuñamos para justificar todos aquellos destrozos e incendios y asesinatos que cometimos en las guarimbas que ya les anuncié.
La licenciada en Estematología Social, toma  el vaso de cristal de Bacará y sorbe un poco de agua y vuelve a enumerar los logros:
-También podemos decir que, cuando nuestro candidato Capriles Radonski se inscribió en el CNE, lanzó el silencio como discurso, ese es el quinto de nuestros logros, esa manera tan elegante de expresarse a través del gesto, el movimiento corporal, como lo hizo muy bien el candidato, eso no había pasado nunca en el país. Después vinieron nuevos términos para seguir colaborando con la Academia de la Lengua, que es nuestra máxima preocupación, y así impusimos el término Suapara, que sería nuestro sexto logro, porque es una manera más elegante de llamar a ese pescado del estado Bolívar, y no la forma vulgar que todos conocen. Y luego vinieron otros términos, que son logros pequeños, pero vale la pena mencionar, como la Empanada con carne adentro, que es como se debe llamar ese alimento, para que uno sepa de qué está relleno, en fin, han sido muchos nuestros logros a pesar de que no estamos en el gobierno.
Respiró con elegancia y tomó un pedazo de papel y dijo:
-Pero el logro más significativo que hemos tenido es el presidente encargado. Es verdad que en este momento se ha convertido en un hazmerreír nacional e internacional, pero es innegable que tuvo mucha fuerza al principio. Más de sesenta países lo apoyaron. Y se creó el Grupo de Lima, que ahora es difunto, como también lo es el presidente encargado, pero es una satisfacción decir que nosotros lo creamos y lo apoyamos.
Cuando la licenciada Alcanfor Mendoza se puso de pie para despedirse, el auditórium, pleno, lleno de opositores, se levantó de sus asientos Luis XV y aplaudió a rabiar, y uno de ellos dijo:
- Y eso que no somos gobierno, cómo sería si lo fuéramos.
- Y se olvidó de la frase No es no. Ese es otro logro.
- Por lo visto, logros nos sobran. Lo que nos falta es gobernar –dijo el opositor.


ROBERTO MALAVER

Comparte esta noticia: