Malaverismos: Roban en la quinta La Pipa de Guatire

El zorro viejo de Ramos Allup convocó reunión para aclarar las cosas
Foto: Agencias

29/12/2019 06:00 AM

Los miembros caídos de la oposición venezolana asistieron invitados de urgencia a la quinta la Pipa de Guatire, porque Ramos Allup los quería ver antes de que terminara el año 2019. Y allí descubrieron que habían participado en un robo.

 

La sala Rómulo Betancourt de la quinta La Pipa de Guatire estaba a reventar con los miembros caídos de la oposición. Todos llegaron puntuales, porque se había corrido el rumor de que les iban a pagar en dólares por la asistencia. Allí estaban en perfecta formación. Y Ramos Allup tenía una cara de muy pocos amigos cuando, después de  sacar su latica de Vic vaporub y llevándosela a la nariz, dijo:

-Compañeros. No crean que los he invitado para brindarles hallacas y darle el feliz año 2020. No, amigos, los he invitado porque después de la última reunión que tuvimos en este digno hemiciclo, perdón, Salón Presidencial Rómulo Betancourt, y una vez que ustedes se fueron, mi esposa y la señora Críspula Salazar, la que ya Andrés Velásquez conoce muy bien, porque se ha comido la mayoría de los tequeños que ha preparado, me llamaron y me dijeron que habían desaparecido una serie de objetos valiosos de la casa. Y les participo que me asombré. Porque después yo también pude verificar otros robos. Y me perdonan, pero aquí no ha entrado más nadie sino ustedes, así que son ustedes los que tienen que responder por esta serie de robos.

-Esos son robos de la cuarta república y ya pre-escribieron.- dijo Omar Barboza.

Tres o cuatro diputados soltaron la carcajada y Ramos Allup volvió a tomar la palabra.

- No, compañero Barboza, la cosa es seria. Por ejemplo, desapareció de mi escritorio la carpeta con los originales del libro Venezuela Política y Petróleo, del compañero Rómulo, y que yo he venido guardando como un verdadero tesoro.

- Eso es verdad.- dijo Críspula quien se había incorporado a la reunión porque le habían dado la orden de que no preparara tequeños.

- También se llevaron un cenicero de plata que estaba sobre el escritorio, que fue un regalo del compañero Felipe González, una vez que estuvo aquí. Los estatutos del partido, firmados por Rómulo, Leoni y Carlos Andrés, también desaparecieron. Y hasta la pulitura para la armadura que compramos en Toledo, y que resultó falsa, también se la llevaron.

- Acabaron con todo –dijo Críspula.

- Yo no fui.- Dijo Stalin.

- También se perdieron unas pelotas de beisbol –siguió diciendo Ramos Allup- que estaban firmados por Vidal López y Carrao Bracho y Camaleón García. En verdad, después que yo comprobé ese robo, me dije a mí mismo: No puede ser, estos carajos son capaces de todo.

- ¿Y vamos a votar por Guaidó o no votamos? –preguntó Manuel Rosales.

- No desvíes el tema, Rosales, que tú eres muy bueno en eso, pero hoy la cosa es el atraco que se cometió aquí. Lo de Guaidó lo dejamos para el 4 o 5 de enero. Aunque parece que no va pal baile. Todavía Trump no ha enviado la línea. Y lo peor es que no hay embajada, donde uno podía ir para hablar con esa gente. Pero eso lo hablamos después, yo quiero que aparezcan mis corotos. ¿Cómo nos vamos a robar a nosotros mismos? Eso ya es una locura. Es verdad que hay una gente a la que nosotros estamos apoyando, y no es que quiera hablar de Borges, o Ledezma, o Vecchio, de Ismael o del mismo autoproclamado y su entorno, es verdad que hay gente que está robando que da gusto, pero esa vaina que ustedes me quieren echar no la perdono.

Fue entonces cuando Andrés Velázquez se puso de pie y dijo:

-Es verdad. Yo tengo la carpeta con los originales del libro Venezuela Política y Petróleo, pero yo me los llevé prestado. Yo los traigo mañana.

Y así, todos los que se habían llevado las cosas, empezaron a decir que se las habían llevado prestadas. Y Ramos Allup dijo.

-Menos mal que los convoqué para reclamar mis valores más preciados, porque estoy seguro de que sino no los convoco, ninguno me devuelve nada.

-Yo traje la pulitura de la armadura-. Dijo José Brito.

-Te puedes quedar con eso –dijo Ramos Allup- Y ahora sí, feliz 2020 para todos.

Y viendo que todo se había conseguido, entonces Andrés Velásquez, dijo:

-En vista de que apareció todo, sería bueno que Críspula nos preparara unos ricos tequeños.

 

Comparte esta noticia: