Cabezal Cabezal

Malaverismos: Se vende citgo, el esequibo y pida usted

Publicado: 8 de septiembre de 2019 a las 06:00 | Última actualización: 7 de septiembre de 2019 a las 23:21

Oposición busca regalar lo que le pertenece a Venezuela Oposición busca regalar lo que le pertenece a Venezuela

Oposición busca regalar lo que le pertenece a Venezuela
Foto Internet

Ante la evidente entrega del Esequibo por parte del grupo Guaidó, los miembros caídos de la oposición se reúnen de urgencia y recuerdan que en la Asamblea, tanto diputados del gobierno como de la oposición, firmaron un acuerdo por unanimidad para defender y recuperar el Esequibo.

- Esa conversación entre la Vanessa y el Manuel Avendaño es una demostración más de que estos carajos están rematando el país por partes –dijo Ramos Allup

- Eso es verdad – señaló Stalin González

- Ya vendieron Citgo y nos quedamos afuera de ese negocio–dijo Omar Barbosa.

- Por eso dije que el país está mal, pero nosotros estamos bien. Porque estamos robando que da gusto. –volvió a decir Stalin.

- Están bien ellos .- dijo Andrés Velásquez, quien no dejaba de ver para la puerta de la cocina.

- Y no te olvides Henry que tú le levantaste la mano al interino. Así que mira bien lo que dices – dijo uno que estaba de último en la fila.

- ¿Y a ti quién te invitó?. Eso fue para ver si me defienden ante el ataque despiadado de María Corina la loca, según Capriles, quien no pudo venir hoy. –señaló Ramos Allup.

Una nueva reunión se estaba dando en la quinta La Pipa de Guatire, donde por cierto, los vecinos de la urbanización ya se están quejando porque ven llegar siempre a un montón de guardaespaldas que se mantienen allí fumando y hablando por celular, mientras ellos, los vecinos, no pueden salir a pasear sus perros por temor a que les disparen.

La reunión, como siempre, fue convocada por Ramos Allup. El hombre estaba tranquilo en su biblioteca, escribiendo su artículo de opinión para quien se lo solicitase, allí, al lado de su falsa armadura que compró en Toledo, España, y vio y escuchó en su twitter la conversación entre Vanessa Friedman y Manuel Avendaño, donde estaban negociando El Esequibo. El hombre prendió los motores y dijo: “Esto es el colmo”. Y comenzó a llamar a los que todavía no han recibido nada de la oposición, y los tenía allí reunidos, en la sala Rómulo Betancourt, echándoles el cuento.

- Estos señores ya vendieron Citgo, y ahora quieren negociar El Esequibo, ahora sí es verdad que se volvieron locos. Nosotros firmamos un acuerdo por unanimidad, los diputados nuestros y los del régimen, para defender y recuperar nuestro Esequibo. Y estos ni respetan esa vaina. Estos creen que Venezuela es un baratillo donde todos pueden meter la mano y llevarse lo que quieran. Y lo peor es que estas vainas las comentamos nosotros aquí, y no podemos decirla por la prensa, porque entonces sí es verdad que viene la debacle, y Trump es capaz de venir en persona a regañarnos a nosotros.

- Ese el hombre que nos dicta la línea y la tenemos que seguir.- dijo Manuel Rosales, quien se había quedado en Caracas para una reunión con los encargados de cuidar los vehículos en las calles de Caracas.

- Pero es que también Trump eligió al peor de nosotros. - dijo Andrés Velásquez, quien hablaba viendo muy atento para la cocina.

- Lo que sí es verdad, es que Maduro tiene una paciencia del carajo, porque ya Betancourt hubiese metido preso al presidente que tenemos por encargo de Trump, y además, allí estaría en La Pica con unos grillos, o en la Isla del Burro. –dijo Ramos Allup.

- Debemos reconocer que no podemos hacer nada. Esa gente seguirá vendiendo el país por partes, y nosotros hablando paja aquí, en la Sala Romulera, y más nada.- dijo Barbosa.

Andrés Velásquez se movió un poco en su asiento y dijo:

-Estoy respirando el grato olor del éxito.

Era Críspula Salazar que estaba saliendo con la bandeja de tequeños de la cocina de la quinta La Pipa de Guatire. Cuando Crispula lo vio dijo:

-Este hombre tiene olfato de perro.

Y todos le cayeron encima a la bandeja de tequeños.

ROBERTO MALAVER

@robertomalaver

Deja tu comentario: