300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

Malaverismos: Temblor en AD

Publicado: 14 de junio de 2020 a las 06:00 | Última actualización: 13 de junio de 2020 a las 13:38

En el partido  se produjo un temblor de 9 grados en la escala Ramos Allup En el partido  se produjo un temblor de 9 grados en la escala Ramos Allup

En el partido se produjo un temblor de 9 grados en la escala Ramos Allup
Cortesía Internet

Ante los nombramientos de la nueva junta directiva del CNE, en el partido Acción Democrática –AD- se produjo un temblor de 9 grados en la escala Ramos Allup

 

-¡Rómulo, aguántame, Rómulo! Que estoy a punto de cometer una locura…

El secretario general de Acción Democrática –AD- por más de veinte años, Henry Ramos Allup, al recibir la noticia de que Bernabé Gutiérrez, uno de los miembros, se desprendía del partido y colocaba a un familiar en la  nueva junta directiva del CNE, se paseaba por la Sala Rómulo Betancourt y gritaba frente al retrato del líder a voz en cuello.

-Rómulo. Ese CNE es obsoleto y periclitado.

Se halaba los pelos. Caminaba desesperado. Entraba a la biblioteca, Raúl Leoni, le daba golpes a la armadura falsa que compró en Toledo, España, y luego volvía a la sala de reunión Rómulo Betancourt y se paraba frente al retrato del líder y decía:

-Ay, Rómulo. El hampoducto  nos quiere echar  una broma en el partido.

El hombre cerraba las manos y las abría. Se halaba los pelos. Caminaba y gruñía. Y su esposa se acercó desde la cocina y le dijo:

-Cálmate mi motorcito, que se te van fundir los demás motores.

-Un nuevo CNE, mujer. ¿Tú sabes lo que eso significa? Que todo se fue al carajo. Se acabó aquello de Cese a la usurpación, gobierno de  transición y elecciones libres, que por lo visto el único que se acurda de esas frases soy yo. Y ahora todos a votar. A votar porque Bernabé no acató la línea del partido del pueblo. Y yo no estoy dispuesto a apoyar esa vaina porque Trump me quita la visa y tú no vas a air más a Miami. Y por lo visto, en diciembre, cuando haya las elecciones, nosotros no comeremos multisápidas.

Se aguantó para respirar y en ese momento le repicó el teléfono celular.

-Adelante a luchar miliciano –ese es el tono que le puso a su celular Ramos Allup- Esperó que el himno sonara completo, para bajar un poco la tensión, y lo tomó.

-Sí.

-Henry, ¿qué vaina es esa?

-Sí, Manuel, esto ha producido un temblor en escala 9 por lo menos.

Era Manuel Rosales que lo estaba llamando para ver qué decisión iba a tomar.

-Expulsarlo del partido. Y ese va a llorar, porque ese es más adeco que yo. – le dijo Ramos Allup.

- Si, Henry, pero que no sea como la expulsión que aplicaste a los gobernadores de Margarita, Táchira, Mérida, y Anzoátegui.

Ramos cortó la llamada y siguió caminando por la sala. Temblando de rabia e incompetencia. En ese momento su señora se acercó y le ofreció un té.

-Tomo mi motorcito, un té de malojillo, para que se te pase.

-No me nombres el malojillo en esta casa, mi amor, que esa es la droga que toma Maduro. Pero dámelo, para ver si se me pasa.

En se momento le sonó el celular. Lo tomó y dijo:

-¿Qué hubo lechuguino? Perdón, Julio Borges.

-Tienes que declarar y decir que tú no apoyas ese fraude de CNE. Nosotros te acompaños, y Voluntad Popualr también.

Ramos Allup cortó la llamada y se acercó al retrato de Rómulo Betancourt y dijo:

-Ay, Rómulo, quién me iba a decir a mí que iba a terminar apoyando a los lechuguinos y petimetres de Primero Justicia y Voluntad Popular. Ay, Bernabé, ay, Bernabé le pegó a Borondongo, ay Rómulo.

La señora lo veía preocupada. Se sentó a observarlo mientras el hombre daba vueltas como un trompo por la sala y se metía en la biblioteca y salía y se paraba frente a la foto de Rómulo y daba otra vuelta. Y le sonó otra vez el teléfono. Lo tomó y era María Corina Machado.

-Henry, tú no vas a apoyar esa farsa, verdad, dime que no, porque me muero. ¿Tú estás de acuerdo con una invasión verdad?

Cortó la llamada y volvió a pararse frente a la foto del líder del partido  y dijo:

-Rómulo, alúmbrame en esta mala hora. Dame una señal.

Y en ese momento se vino abajo la foto y la señora gritó:

-Temblor. Temblor



ROBERTO MALAVER

@robertomalaver

Deja tu comentario: