300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

Malaverismos: Trump se copia de la oposición venezolana

Publicado: 8 de noviembre de 2020 a las 06:00 | Última actualización: 7 de noviembre de 2020 a las 18:56

Presidente de EEUU Donald Trump Presidente de EEUU Donald Trump

Presidente de EEUU Donald Trump
Foto: Internet

Los Miembros caídos están de capa caída. Su líder, Donald Trump ha perdido las elecciones con Biden. Después de cuatro días de incertidumbre, se supo todo. Y estos hombres lloran, gimen y padecen, pero les alegra saber que Trump utilizó sus mismos métodos.

El país que imponía presidentes y los autojuramentaba, se encontró, de pronto, en un momento que no tenía presidente. Cuatro días tuvieron que pasar para que el mundo supiera que el nuevo presidente de Estados Unidos es Biden.

- Lo tengo que decir –dijo Ramos Allup.

- ¿Qué tienes que decir? –le preguntó Omar Barboza.

- Me da pena decirlo, pero las cosas hay que reconocerlas.-volvió a decir Ramos Allup.

- Que tiene razón Bernabé que se llevó el partido y la tarjeta –volvió a contestarle Omar Barbosa.

- No. Tengo que decir que nuestro CNE es mucho mejor que esa pantomima de elecciones que se hacen en Estados Unidos. Esto aquí entre nosotros, que no salga de aquí, como lo reconoció Jimmy Carter, el sistema electoral venezolano es el mejor del mundo.

Estaban reunidos por zoom. Ahora todos los sábados en la tarde tienen reunión. Y allí estaban los de siempre. Llorosos en la pantalla: Antonio Ledezma, Julio Borges, Carlos Vecchio. Omar Barbosa. Diego Arria, y Manuel Rosales que entraba  y salía de la pantalla y siempre preguntaba: “Probando, probando”.

-Es más- dijo Ramos Allup- le doy la razón a los medios que censuraron a Trump porque estaba mintiendo. Eso me pareció muy bien. Hablar de fraude sin mostrar las pruebas no se debe hacer.

Y en la pantalla estalló una risotada tan fuerte que Manuel Rosales preguntó:

-¿Ganó Trump?

Y Antonio Ledezma fue el que tomó la palabra.

-Te estás clavando un puñal, Henry. Tú hiciste lo mismo cuando el referéndum y ningún canal te censuró, y todavía no has mostrado ninguna prueba.

- Es verdad-dijo Ramos Allup- pero no comparemos aquella democracia con esto que tenemos acá. Además, los medios aquí no son medios, son casas de citas. Y les gusta que uno diga cualquier vaina para sacarlo en pantalla, en cambio allá sí son serios.

- Estamos mal con este triunfo de Biden- dijo Carlos Vecchio- Yo no sé qué hacer. Hablé con Simonovis para que investigue si podemos colearnos entre la gente de Biden, no olviden que pusimos todos los huevos en la candidatura de Trump.

- Por cierto, que son muy pocos y nada valiosos –dijo Ramos Allup.

- ¿Qué?-preguntó Julio Borges.

- Los huevos que pusimos. –contestó Ramos Allup.

Manuel Rosales logró instalarse en un lado de la pantalla de la computadora y dijo:

- Déjenme hacerles una pregunta antes de que este aparato me expulse otra vez. Yo creo que para nosotros es un triunfo, porque Trump se copió de nosotros. ¿No les parece?

- Es verdad. Nosotros somos expertos cantando fraudes cuando sabemos que perdemos, y eso fue lo mismo que hizo Trump. –dijo Ramos Allup.

- Y ahora para las parlamentarias, que son el seis de de diciembre, ya nosotros estamos diciendo que son fraudulentas –dijo Antonio Ledezma.

- Y sin ninguna prueba –dijo Diego Arria.

- Como debe ser –señaló Ramos Allup.

- Y allí están participando, Eduardo Fernández, Claudio Fermín, Timoteo Zambrano, Henri Falcón, el pastor Bertucci, Felipe Mujica, y uno podría preguntarse, y si son fraudulentas ¿por qué esa gente está participando? –dijo Julio Borges en uno de sus pocos momentos de lucidez.

Ante la pregunta hubo un silencio que lo rompió un ladrido del perro de Ramos Allup, su fiel Sarampión. Después, apartando la pregunta de Borges, Omar Barbosa dijo:

- Y una pregunta, ¿qué vamos a hacer con Juan Guaidó?

- Yo creo que lo mejor es que nos hagamos los locos y que él resuelva su peo. –dijo Diego Arria.

- Aprobado- dijo Ramos Allup.

Y los miembros caídos de la oposición salieron de la pantalla de la computadora, solo Ramos Allup quedó en su escritorio acariciando su vieja armadura falsa, que compró en Toledo, España, y viendo el retrato de Rómulo Betancourt, casi llorando le preguntó:

-¿We will come back?

ROBERTO MALAVER

@robertomalaver

Deja tu comentario: