300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

Malaverismos: Y ven, y ven, ladronzuelo ven. Ven a robarme mí

Publicado: 24 de enero de 2021 a las 06:00 | Última actualización: 23 de enero de 2021 a las 22:39

Roberto Malaver, periodista y escritor Roberto Malaver, periodista y escritor

Roberto Malaver, periodista y escritor
Foto: Internet


Los miembros caídos de la oposición parece que no están dispuestos a perder la vergüenza. Ya se sabe todo. Se han robado hasta las liguitas para amarrar los dólares.

-Ahora si se me cayó la cara de la vergüenza.
Dijo Ramos Allup ante la armadura  falsa que compró en Toledo, España. Viendo la computadora, le pegó un grito a su esposa.

- Mi amor.
- Dime, mi motorcito.
- Escucha esto.

Y el hombre empezó a leerle un twitter que el Canciller del gobierno interino, Julio Borges, había escrito ese día. Y leía así:

- Venezuela merece una explicación sobre casos como el de protección de activos en el exterior, Crystallex, PetroParaguay, el manejo de la Fundación Simón Bolívar de Citgo, las irregularidades de la Comisión de Contraloría entre otras. Lo correcto es mostrar transparencia en la gestión.

- ¿No puede ser, mi motorcito? 
- ¿Qué te parece, cholito?
Siguió dándole al ratón de la computadora para buscar más datos y le dijo a su esposa.
- Y escucha ahora lo que le responde Yon Goicoechea, mi amor.

- Dale palante, mi motorcito
Y el hombre empezó a leer el twitter de Yon Goicochea de una manera irónica.
- Julio, eres Canciller y jefe de una de las fracciones parlamentarias que apoyan a Guaidó. Has participado en la protección de cada empresa recuperada. Por eso Primero Justicia puede aportar mucho en esa tarea común de explicar mejor al país lo que se ha lograda salvar.

- ¿No puede ser, mi motorcito?
- Hay fuego en el 23, mi amor.
- Con razón esos diez mil euros mensuales por una casa en Madrid, mi motorcito.
- Es verdad que en AD, se ha robado, mi amor, pero estos tipos abusan.

Y siguió pensando para sí mismo:
-La verdad es que estos lechuguinos y petimetres si me supieron joder. 
Se quitó los lentes, y mientras los limpiaba, veía el retrato tamaño natural de Rómulo Betancourt que está en la sala de la Quinta la Pipa. Luego volvía la vista hasta la biblioteca donde estaba el libro Venezuela, política y petróleo, y no encontraba palabras para explicar aquel bochorno. 

-¿No tienes más nada  por ahí, mi motorcito?
Le gritó desde la cocina su señora, y él le dijo:
-Ya te leí lo de Paraguay y el hombre mostrando documentos firmados por Guaidó, como el documento que firmó junto con el J.J Rendón, para la Operación Gedeón, y que después dijo que no firmó. Y las cartas que envió a los bancos para impedir que Venezuela utilice ese dinero. En fin, mi amor, ya la fiesta de la corrupción nuestra de cada día se parece mucho a Paris, porque no se acaba nunca...

Se colocó los lentes y volvió a revisar en la computadora, y en eso sintió que su esposa se había acercado. Se volvió y la vio de frente y le dijo:

- Mi amor, y si tú vieras a Guaidó en este momento, ¿qué le dirías?
-Y ven, y ven, ladronzuelo ven, ven a robarme a mí.
Y los dos se murieron de la risa. La mejor forma de morir.

ROBERTO MALAVER

Deja tu comentario: