Hace 200 años se reunió el Libertador con San Martín en Guayaquil

El secretario de Bolívar calificó que el encuentro, aunque fue privado, fue muy ameno y cordial
Internet

26/07/2022 08:30 AM

El 26 de julio de 1822 el Libertador Simón Bolívar se encuentra con José de San Martín en Guayaquil, Ecuador.

De acuerdo con un documento, hallado por el historiador neogranadino Armando Martínez, en el Archivo Nacional de Colombia, durante ese encuentro ambos héroes intercambiaron ideas sobre el proceso emancipador de la región.

El portal web de Alba Ciudad, aseguró que el historiador colombiano encontró una serie de documentos escritos por el secretario de Simón BolívarJosé Gabriel Pérez, quien en su libro de copiador (respaldo de correspondencia) se muestra que envío una carta el 29 de julio de 1822 a Antonio José de Sucre sobre la reunión entre el Libertador y San Martín donde ambos expresaban sus ideas sobre el destino del Perú.

San Martín, según Pérez, se quejó “mucho del mando y sobre todo de sus compañeros de armas que últimamente lo habían abandonado en Lima. Aseguró que iba a retirarse a Mendoza; que había dejado un pliego anexo para que lo presentasen al Congreso renunciando al Protectorado (de Lima) y que también renunciaría a la reelección que contaba se haría en él; que luego de ganar la primera victoria se retiraría del mando militar sin esperar a ver el término de la guerra; pero añadió que antes de retirarse pensaba dejar bien puestas las bases del gobierno, que no debía ser democrático porque en el Perú no conviene y dijo que debería venir de Europa un príncipe solo y aislado a mandar”.

Bolívar se opuso y dijo que ni a América ni a Colombia le convenía introducir príncipes europeos, que eran ajenos a las masas y que se opondría a ello, salvo que el pueblo decidiera algo así. Frente a esta oposición y a la defensa que Bolívar hizo de la democracia y del Congreso de Angostura, San Martín dijo que el principado podría venir después.

San Martín elogió la idea de crear la Federación de los Estados Americanos, que Chile no tendría problema en entrar pero sí Buenos Aires, y se ofreció a tramitar un arreglo de límites entre Colombia y Perú. Al final, tras ofrecer toda su ayuda en espera que Colombia hiciera lo mismo con Perú, el Protector dejó en claro que la reunión fue una visita sin carácter oficial y sin ningún objeto político y militar.

Tras su encuentro, a Bolívar le quedó claro que San Martín no tenía ni las fuerzas ni el apoyo militar para asumir la victoria final sobre los españoles, que tenían una fuerza importante en el virreinato más rico y contaban con una aristocracia poco afecta a las ideas republicanas. Como había que neutralizar esta amenaza, Bolívar decidió reclutar 4.000 nuevos hombres que se unieron al Ejército de 5.000 veteranos que había llevado, para ir al alto Perú. Dos años después, y tras varias batallas, las de Ayacucho y Tumulsa pusieron fin a la guerra contra los españoles.

“La carta confirma la sospecha que existió siempre acerca de la posición monarquista de San Martín, algo que no era extraño si se tiene en cuenta el fracaso de los primeros años de la experiencia democrática en Argentina. Incluso Brasil y México decidieron experimentar el camino monárquico constitucional”, dice Martínez.


REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: